MADRID (ADNSUR) - La Policía Nacional de España detuvo a varias personas, entre ellas un veterinario, y rescató a 270 perros chihuahuas de un criadero ilegal de Madrid​. El escenario era aberrante, los animales se encontraban en pésimas condiciones higiénico-sanitarias e incluso les cortaban las cuerdas vocales para que no ladren. Los perros eran vendidos por hasta 3.000 euros.

No tenían ningún tipo de control veterinario y esto habría generado múltiples afecciones a las hembras. Las autoridades encontraron además un par de cachorros muertos congelados, envueltos en papel de diario. Los agentes descubrieron el principal criadero en Arganda del Rey.

Según informó la policía -que llevó a cabo el operativo de detención a partir de una denuncia anónima en enero de 2019- las cinco personas encargadas del "criadero" realizaban el maltrato para evitar que los vecinos escucharan los ladridos.

Un matrimonio, un informático encargado de la venta en Internet y un veterinario que falsificaba el origen de los cachorros, afrontarán cargos por maltrato animal, pertenencia a una organización criminal y falsificación documental.

Según informó la policía, pudieron rescatar 270 chihuahuas y algunos muertos: dos cachorros congelados envueltos en papel de diario. Estimaron que los vendían a entre 1500 y 3000 dólares. Se cree que hay posibilidad de detener a más personas, ya que aseguran que la red tiene más de una década en función, informó La Nación.