NEUQUÉN (ADNSUR) - Dos jóvenes de 19 y 21 años se reunieron de madrugada en una plaza del barrio Urbanización Bosch, pero ante el paso de un patrullero, se ocultaron entre los árboles para no ser descubiertos en infracción del aislamiento.

En esas circunstancias, el joven instó a la mujer a tener relaciones sexuales, pero ante la negativa de ella, la tomó por la fuerza, la violó y luego la amenazó para que no denunciara. El agresor fue acusado y se le impuso prisión domiciliaria por el término de seis meses.

Todo sucedió en inmediaciones de calles María Elena Walsh y Virgilio Amarante durante la madrugada del domingo pasado, alrededor de las 4. La víctima, de 19 años, arregló para encontrarse con el joven de 21 en una plaza del sector. Así lo detalló LM Neuquén.

El encuentro fue interrumpido por el paso de un móvil policial que patrullaba la zona, ante lo cual la pareja decidió ocultarse entre unos árboles junto a la acequia para no ser descubiertos. Allí, el hombre quiso iniciar un encuentro sexual, a lo cual la joven se negó. Por ello, él la tiró al piso y la sometió sexualmente. Luego, la amenazó de muerte para que no contara lo sucedido.

Afortunadamente, la mujer ignoró la advertencia y se animó a denunciar al abusador. Así fue que se inició la investigación de la mano del fiscal de Delitos Sexuales Ignacio Islas, con colaboración del Departamento de Seguridad Personal, que estuvo a cargo de los primeros allanamientos en busca de evidencia para respaldar la acusación.

En total, cuatro domicilios fueron requisados y en uno de ellos, perteneciente a la madre del acusado sobre calle San Luis, se demoró al presunto agresor. Como resultado de las diligencias, se supo que los efectivos lograron secuestrar una bicicleta en la que el joven de 21 años se trasladaba y formó parte del relato de la víctima, ropa y su celular, que deberá ser peritado.

También se halló en una de las viviendas dos plantas de marihuana de importante tamaño y un invernadero, por lo que también quedó bajo investigación por la tenencia de estupefacientes, a cargo de la Justicia Federal.

Con estos elementos, sumados a las pericias médicas que constataron en la joven lesiones de abuso y por forcejeo, Islas junto al asistente letrado Juan Manuel Narvaez, acusaron al joven en una audiencia realizada el viernes por el delito de abuso sexual con acceso carnal.

El fiscal del caso aseguró durante su alegato que la conducta “se inserta en un contexto de violencia de género, con una mujer víctima y un móvil misógino de odio hacia la mujer, lo cual obliga a hacer un abordaje con perspectiva de género”. Además, detalló que la víctima había concurrido al encuentro bajo la confianza que tenía en el agresor, dado que se conocían hace tiempo.

Como medida cautelar, en resguardo de la integridad de la víctima y de los testigos, Islas solicitó que el imputado permanezca detenido con prisión domiciliaria por el plazo de seis meses y la prohibición de todo tipo de contacto hacia la víctima o los testigos.

La magistrada a cargo de la audiencia dio por formulada la acusación y fijó un plazo de investigación de cuatro meses. Además, dispuso la detención domiciliaria del acusado e hizo lugar a las restricciones requeridas, por el término solicitado.

Fuente: LM Neuquén