Represor que pasó por Esquel sería beneficiado con cárcel domiciliaria

Avena fue condenado a prisión perpetua por su actuación en el circuito de detención ilegal conocido como Club Atlético Banco Olimpo.

Después de finalizada la dictadura y hasta 1988, beneficiado por las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, Avena ejerció como Director de la Unidad 14 del Servicio Penitenciario de Esquel.

Ese año trascendió su pasado como “Capitán Centeno” y fue declarado “persona no grata” en la ciudad. Luego de varias movilizaciones Avena se tuvo que ir y se radicó en Ituzaingó.

Fue uno de los miembros del grupo de tareas que junto a Julio Simón alias el “Turco Julián” y Enrique Ferro -alias “El Francés”- secuestro, torturó y asesinó a más de 400 ciudadanos argentinos en los centros clandestinos de detención El Olimpo, EL Banco y el Atlético.

Fuente: EQS Notas