COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Un remisero cuyo domicilio fue allanado en zona de quintas por un supuesto robo en Km.8 señaló que llevó a un pasajero al lugar donde habrían robado y que no está involucrado en ningún delito. Indicó que sólo estaba haciendo su trabajo y que se ve afectado porque "quedé como el mayor delincuente. Todos te empiezan a mirar con otra cara y no quieren subirse al auto", relató y contó que el dueño de la agencia no le permitió volver a trabajar hasta que la situación no se aclare.

El pasado 13 de octubre la Brigada de Investigaciones de la Policía del Chubut encabezó un allanamiento en una vivienda en zona de quintas del barrio Máximo Abásolo por una causa de supuesto robo en Km. 8. El domicilio es propiedad de Brian Heredia quien, según fuentes policiales habría participado del delito, ya que manejaba el remís en el que aparentemente se habrían llevado el botín, según consta en un video donde se lo veía cargando objetos en el baúl del auto.

Heredia aclaró que “me tomaron para hacer un viaje como todos los días. Fui al domicilio y el chico entró y sacó las cosas que tenía que sacar que supuestamente eran de su cuñada. Yo bajé, abrí el baúl y le ayudé a subir las cosas y volvió al mismo lugar donde lo busqué. Más que eso no pasó”.

Cuestionó que “me trataron como tremendo delincuente, como si fuera conocido en el ámbito delictual, que tenía un cómplice para robar y no es así, por eso salgo a hablar. Me hicieron un allanamiento en mi casa donde no encontraron nada. Ni siquiera se llevaron mi auto ni me llevaron preso; no hubo nada ni una citación para declarar pero quedé como el mayor delincuente de Comodoro”.

Dijo que tras conocerse el caso estuvo una semana sin trabajar porque el dueño de la agencia no se lo permitió hasta que aclarara las cosas. "No saben lo que es estar una semana parado sin hacer plata, pagando las cosas que hay que pagar sin que el auto se mueva. Esto te hace pelota, no es fácil; encima todos te empiezan a mirar con otra cara y no quieren subirse al auto. Te hace pelota”, enfatizó.

Finalmente, el remisero expuso que él no puede cuestionar al pasajero sobre el viaje que realiza porque solo ofrece un servicio y remarcó que “yo no tengo nada que ocultar. Quiero que se aclaren las cosas para limpiar mi nombre”, según publicó diario Crónica.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!