El Senado dispuso este martes suspender comisiones y reforzar la seguridad en torno al despacho de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, en el primer piso del Palacio Legislativo.

Desde allí, la expresidenta pronunció su discurso en defensa de las acusaciones por irregularidades en la obra pública en Santa Cruz, que se ventilaron en el juicio conocido como Vialidad, y por el que este lunes Fiscalía solicitó 12 años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos.

Según sostuvo el fiscal Diego Luciani en los alegatos, la vicepresidenta Cristina Fernández era la jefa de una asociación ilícita destinada a cometer delitos de defraudación al Estado en perjuicio de la administración pública. En la causa, se ventilaron irregularidades en contratos y ejecución de obras públicas y viales con un perjuicio estimado para el Estado 5.231 millones de pesos.

Aunque Cristina Fernández de Kirchner había pedido a través de su abogado la posibilidad de ampliar su declaración indagatoria este martes, el Tribunal rechazó tal petición, por lo que el juicio se retomará el 5 de septiembre con los alegatos de las partes.

"Me hubiese gustado hablar ante el Tribunal", dijo en un mensaje a través de Youtube, desde su despacho en el Senado de la Nación, tras el pedido de 12 años de cárcel

Cristina Fernández saludó esta tarde desde el balcón de su despacho a los militantes que se congregaron en las inmediaciones del Congreso para seguir el discurso que pronunció frente a las acusaciones y las nuevas pruebas incorporadas por los fiscales en el alegato pronunciado en el último tramo del juicio oral por el presunto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!