TRELEW (ADNSUR) - La presentación fue realizada el lunes por un grupo de detenidos alojados en el IPP, en el cual manifiestan “que se encuentra en riesgo la vida de cada uno de los detenidos en virtud de la pandemia Covid19”, y solicitan ser escuchados por los jueces de las distintas jurisdicciones, ya que entienden “se encuentran vulnerados sus derechos, informando que se declaran en huelga de hambre”, ya que no se están otorgando arrestos domiciliarios.

En su resolución, el Dr. Castro expresa que de los motivos planteados por los reclusos no existe “vulneración alguna” de las condiciones establecidas en los artículos 3 y 4 de la Ley Nº 23.098, los cuales justamente establecen en que situaciones se puede plantear el recurso de hábeas corpus por parte de las personas privadas de la libertad.

El magistrado advierte en su resolución que “el escrito está destinado a que desde el área de ejecución penal, se concedan a las personas condenadas distintos beneficios como consecuencia de la pandemia del COVID19, pero que de ningún modo agravan, como se dijo, sus condiciones de detención”.

La resolución del Juez Castro fue notificada a la Defensa Pública Penal y a los Jueces de Ejecución Penal de la provincia, además de elevarse en consulta a la Cámara Penal.