Una mujer de Comodoro Rivadavia es investigada por falsificar sellos y recetas médicas. Este miércoles, efectivos de la Policía allanaron su casa en Km. 3 y secuestraron sellos médicos, talonarios, recetarios con prescripción médica, recetas en blanco selladas por facultativos y medicamentos sin receta.

La denuncia fue realizada por la ex directora del Hospital Regional, Alicia Sampaolesi. A través de una colega, la doctora se enteró que un paciente presentó en una farmacia una receta "especial, que viene con número de serie y que se usa básicamente para narcóticos".

Recetas médicas truchas en Comodoro: "Eran talonarios especiales que se usan para narcóticos"

Sampaolesi habló este jueves con ADNSUR y reveló que estos recetarios "no están hechos en papel común, son especiales, se hacen en la imprenta de la Provincia y los entrega el Área Programática a cada médico que lo requiera".

La profesional indicó incluso que nunca retiró esos "talonarios especiales" y tampoco le robaron los sellos. "Se ve que cualquiera puede falsificarlos", señaló.

La denuncia

La ex directora del nosocomio contó cómo fue que se enteró de la maniobra: "Me avisa una colega que estaba en una farmacia el día 23 que a la empleada le llama la atención que una señora lleva dos recetas de las especiales, para narcóticos, y que no coincidían los números de serie. La doctora se acercó a ver y se dio cuenta que estaba mi firma y mi sello, y me avisa".

Sampaolesi manifestó que al día siguiente realizó la denuncia. "Consulté con la gente del Colegio Médico, me mandaron a Fiscalía e hice la denuncia en la Comisaría Tercera. Los fiscales ya se hacen cargo de la investigación", reveló.

Recetas médicas truchas en Comodoro: "Eran talonarios especiales que se usan para narcóticos"

"Su nombre y sello andan dando vuelta por todo Comodoro"

Por su parte, el actual  director del Hospital Regional, Eduardo Wasserman, expresó su preocupación por la situación e indicó que "buen nombre y honor y el sello (de Sampaolesi) andan dando vuelta por todo Comodoro".

Aclaró que aún "no tenemos el nombre de la profesional que hace este tipo de falsificación porque aparentemente coincidiría con otros tantos del año pasado". Reveló además que podrían ser tres las profesionales afectadas con este tipo de maniobras.

"Después de lo que sucedió con las vacunas, estamos obligados a trabajar fuertemente en esto. Nos hemos encontrado con situaciones muy complejas, en un hospital de 1.500 personas, con la policía actuando permanentemente y con 12 entradas y salidas".

Wasserman anticipó que en los próximos días se darán a conocer cambios en el ordenamiento del nosocomio porque "esto ya no puede pasar más".