Leonardo Fabian Mokfalvi ("Renolito") protagonizó en junio de 2020 un accidente en las rutas patagónicas, luego de filmarse conduciendo su camión a gran velocidad, sin cinturón de seguridad y con una damajuana de vino.

Ahora, el camionero de 57 años y oriundo de Tierra del Fuego, fue imputado en dos causas penales: una por robo y otra por intentar atropellar a dos mujeres policías en la ciudad de Ushuaia, donde reside.

El 26 de junio de 2020, Mokfalvi fue noticia por manejar sin cinturón de seguridad y con una damajuana de vinno por la Ruta Nacional Nº3 en Tierra del Fuego, bailando y cantando el tema “Te voy a atornillar”, de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota.

Ese mismo día por la tarde, a 90 kilómetros de Río Gallegos, "Renolito" volcó el camión sobre la misma ruta, cuando la calzada se encontraba visiblemente helada.

Su imprudencia al volante generó que fuera denunciado penalmente por la Subsecretaría de Seguridad Vial de Santa Cruz. La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) lo inhabilitó para conducir profesionalmente y perdió el empleo que, según él mismo, tenía desde hacía 35 años.

En noviembre de ese año, sin embargo, “Renolito” volvió a sacar el carnet de conducir de categoría B1, que sólo permite manejar vehículos particulares.

Reapareció "Renolito", el camionero: lo imputaron por robo e intentar atropellar a dos mujeres policías

Dos nuevas causas

Ahora Mokfalvi deberá responder a la Justicia por dos nuevas causas en las que fue imputado: una por robo y otra por intentar atropellar a dos mujeres policías en la ciudad de Ushuaia, donde vive y trabaja como vendedor de chorizos caseros, según informó la agencia Télam.

La primera causa en la que “Renolito” fue imputado obedece a un robo denunciado el domingo 2 de enero por un hombre de 45 años, identificado como Sandro Rafael Zeballos, ante la Comisaría 5ª de Ushuaia.

Zeballos indicó a la Policía que había quedado cargo del cuidado de una vivienda en el barrio Valle de Andorra de la capital fueguina y que, ese día, cuando llegó al domicilio encontró la puerta violentada. En el lugar, de acuerdo a la denuncia del hombre, habían sido robados “un compresor, un cargador de batería, tres pistolas de pintura, tres remachadoras y un televisor de 75 pulgadas”.

Las autoridades locales iniciaron entonces una investigación y, a través de las cámaras de seguridad de la ciudad, llegaron hasta otro domicilio del mismo barrio. Cuando la casa, que resultó ser la de “Renolito”, fue allanada el 5 de enero pasado por orden del Juzgado de Instrucción Nº2, le encontraron todo lo que había sido robado en la casa que cuidaba Zeballos. Así, Mokfalvi quedó formalmente acusado.

En tanto, apenas cuatro días después del allanamiento, el domingo 9 de enero pasado, dos policías mujeres de la misma comisaría denunciaron que un vehículo había intentado atropellarlas mientras realizaban una patrulla preventiva a pie por la zona.

Las agentes relataron que, primero, un auto sin luces se les acercó acelerando y frenando “repetidas veces”, y que cuando se dieron vuelta, el conductor “avanzó en línea recta hacia ellas, esquivándolas a apenas dos metros de distancia”.

Cuando ya habían pedido refuerzos, la misma persona salió de un kiosco, se subió al auto y, “luego de girar en U, se les acercó peligrosamente hasta arrojarles el vehículo encima con intenciones de atropellarlas”, lo que no logró las mujeres porque pudieron “saltar a la vereda”.

Las investigaciones posteriores determinaron que el auto era un Renault Symbol que era conducido por Mokfalvi, a quien la Justicia ya notificó por la causa, pero no se ordenó detenerlo hasta el momento.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!