El jueves por la tarde, personal policial se encontraba realizando una serie de controles en los barrios Sarmiento (ex Valle C) y Laprida, por diversas irregularidades en talleres de la zona, y se llevó una sorpresa al hallar una bomba.

En el barrio Sarmiento, en un taller los efectivos policiales encontraron un Fiat Uno que no contaba con el número original de chasis sino que había sido adulterado, justamente le colocaron otro número mediante una soldadura y el uso de masilla. Esta cuestión que fue rápidamente advertida por personal de la División Sustracción Automotores, que también se encontraba abocado al operativo.

Cuando realizaban un allanamiento en uno de los talleres del barrio Laprida, los agentes se encontraron con una bomba aérea de práctica MK-76. Rápidamente, pidieron la intervención del personal de la División Explosivos quienes procedieron a incautar el artefacto para luego destruirlo.

Notificaron la situación al Juzgado Federal para llevar adelante las actuaciones pertinentes, y se secuestró la bomba, indicó  Diario Crónica.

En tanto, en los otros dos talleres restantes no encontraron irregularidad alguna, no obstante continuarán concretando este tipo de labores, adelantaron desde la dependencia.