Ballestero, un hombre de 53 años se dirigía hacia la estancia “La aguada del Bozal” y en medio de la oscuridad se vio desorientado y se perdió en el medio de grandes espacios de tierra.

A partir de allí llamó a la Unidad Operativa de Fitz Roy en pedido de auxilio y pidieron inmediata colaboración de la Comisaría Primera de la localidad de Caleta Olivia.

Eran más de las 20 horas del sábado pasado cuando Ballesteros llamó e indicó que necesitaba ayuda. A esa hora en el campo oscurece y sólo quedan las luces de la luna y las estrellas. En la comunicación telefónica, dijo que se encontraba cerca de unos elementos del gasoducto y que su destino era a 40 kilómetros de la localidad de Jaramillo.

Con aquella información, personal de la Seccional Primera, a cargo de la comisaria Elisabet Calderón, salió para buscar al señor Ballestero. Finalmente lo hallaron cerca de las 23:10 horas, a 10 kilómetros de la Ruta Nacional N° 3, en cercanías del gasoducto y a 20 kilómetros del casco de la estancia. Estaba agotado por haber caminado tanto.

El hombre fue visto por el doctor Fernández que llegó al lugar en una ambulancia de Jaramillo. Lo atendieron y, según consta en el certificado médico, no tenía lesiones. Alrededor de las 00:20 lo acercaron a la estancia de la que es mensual.