COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Ayer en los tribunales de barrio Roca se realizó la la audiencia de constitución de querellantes por la brutal golpiza que sufrió Lorena Paredes, y en ese marco se ratificó la prohibición de acercamiento del agresor, Luis Rubén Vidal.

El acto judicial fue presidido por la juez penal Mariel Suárez. El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por la fiscal general María Laura Blanco. Mientras que la querella fue ejercida por Roza González. En tanto que la defensa del imputado estuvo a cargo de Ricardo Amado, de la Defensa Pública.

Vidal está imputado por lesiones leves agravadas y amenazas. En un ambiente de extrema tensión ayer la víctima y su victimario volvieron estar frente a frente. En ese marco, la juez penal resolvió que el agresor continué en libertad mientras cumpla con la prohibición de acercamiento hacia Paredes. De esa forma, permanecerá en libertad hasta abril de 2019, cuando culmine el plazo de investigación.

Se debe recordar que en la audiencia de control de detención y apertura de investigación ya se había dictado una restricción de acercamiento a Vidal. La medida prohibía el acceso y contacto con la víctima, tanto en su domicilio como en la vía pública, concurrir a lugares comunes y todo tipo de contacto con Lorena Paredes, tanto en su domicilio, en el de sus padres y en la Escuela donde concurre su hija.