El conductor de una camioneta VW Amarok que circulaba a gran velocidad quiso evitar un control de alcoholemia en Comodoro y chocó los conos reflectivos que habían puesto las autoridades en medio de un control de tránsito.

 Luego de una persecución, se logró interceptarlo en Yrigoyen y Roca, se lo identificó y se comprobó que el hombre tenía un fuerte aliento etílico.

En todo momento, además, insultó al los policías que participaban del operativo. Y además, se negó a someterse al control de la alcoholemia y –por protocolo preestablecido- se la consideró positiva. 

Se labró el acta de infracción porque tampoco tenía la cédula del vehículo ni el seguro obligatorio.

El conductor fue demorado y se le secuestró la camioneta, que quedó a disposición del juez de Faltas del Juzgado Nº1.

Tweet de APSV Chubut

Tomó intervención la comisaría tercera y el hombre quedó a disposición del Juzgado de Faltas Nº1.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!