Una empleado de una empresa de alarmas denunció que este martes intentaron cometer un nuevo sabojate a la fibra óptica en Trelew, pero no pudieron lograrlo. El domingo pasado un atentado dejó sin telefonía ni internet a Trelew desde la madrugada hasta las primeras horas de la tarde.

El hombre, de 26 años, regresaba de Puerto Madryn junto a un compañero de trabajo, alrededor de las 7:10 y vio un vehículo en el ingreso a Trelew con actitud sospechosa.

Los empleados notaron que debajo de la banquina, a unos 3 kilómetros de Trelew, en un camino de tierra, había un vehículo en la oscuridad estacionado en medio del campo. Cuando el conductor iluminó el vehículo el conductor se dio a la fuga rumbo a Puerto Madryn.

Cuando estas personas se acercaron a verificar lo que había ocurrido en el lugar, comprobaron que habían cabado un pozo donde se encontraba la fibra óptica. Los hombres no alcanzaron a ver el color ni la marca del vehículo debido a que a esa hora de la mañana no había claridad.

Los delincuentes no llegaron a terminar el trabajo y tuvieron que huir al ser descubiertos. Foto: archivo.
Los delincuentes no llegaron a terminar el trabajo y tuvieron que huir al ser descubiertos. Foto: archivo.

Los delincuentes no llegaron a dañar la fibra óptica y salieron disparados cuando advirtieron que estas personas los habían descubierto. Dejaron el pozo con el montículo de tierra al lado. La fibra óptica no fue dañada esta vez.

DENUNCIA

Este lunes, la Municipalidad de Trelew denunció en el Juzgado Federal de Rawson "sabotaje a las comunicaciones del estado" por el atentado a la fibra óptica que ocurrió el domingo pasado. Desde la gestión de Adrián Maderna pidieron respuestas a la Justicia federal para que se terminen de una vez estos atentados.

Desde la Policía del Chubut entienden que corresponde a las fuerzas federales ajustar los controles en las rutas nacionales para dar con los sospechosos de cometer estos atentados que vienen sucediendo desde hace años.

Se estima que en total van unos 20 atentados de que comenzaron este tipo de delitos que nunca frenaron sino que tienden a intensificarse. Hasta el momento no hay ninguna pista firme respecto de los supuestos autores.

En algún momento, las sospechas estuvieron dirigidas a los ex empleados de una empresa que había prestado servicios a las compañías de telefonía e internet, pero no hubo mayores avances.

De la misma forma, Policía y directivos de las compañías afectadas quedaron en trabajar en conjunto.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!