COMODORO RIVADAVIA - Dos soldados voluntarios del Ejército Argentino de la guarnición militar de la localidad de Sarmiento fueron imputados como integrantes de un grupo de al menos cinco personas que el sábado pasado hirió a golpes a un joven que salía de un boliche con un amigo. En la tarde de este jueves, efectivos de la Policía allanaron distintos domicilios y procedieron a detener a ambos involucrados junto a otro hombre oriundo de la vecina localidad.

Luciano Gianonne estuvo al borde de la muerte tras ser salvajemente golpeado por una patota en la ciudad de Sarmiento, ubicada 160 kilómetros al oeste de Comodoro, el pasado 8 de febrero. Tras cuatro días en coma, el joven pudo recuperar la conciencia luego de ser víctima de una agresión que la fiscal del caso llegó a comparar con el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell.

A la víctima le patearon la cabeza mientras estaba en el suelo, según las pericias. Dos de los agresores pertenecían al Ejército, institución que les dio de baja.

Pasadas las 18 horas de este jueves, personal de la División de Investigaciones y de Seguridad Rural, en colaboración con efectivos de la comisaría local, allanaron una casa en Ormachea al 300 y detuvieron a Kevin Aguilar (21), oriundo de la ciudad de Sarmiento. Más tarde, en una vivienda ubicada en la intersección de las calles Pellegrini y Rivadavia, se procedió a la detención de Gastón Flores (20, de Salta) y Franco Penz (20, de Buenos Aires), ambos soldados voluntarios.

Según precisaron fuentes policiales, los tres involucrados continuarán detenidos a la espera de la correspondiente audiencia de control de detención.

El Ministerio Público Fiscal (MPF) de Chubut indicó que "la fiscal Laura Castagno calificó a la conducta de dos imputados (por los soldados) como constitutiva de tentativa de homicidio" y en relación al tercer acusado como "lesiones graves agravadas por alevosía".

El brutal episodio ocurrió el sábado a la madrugada, tras retirarse de un boliche bailable, Luciano caminaba por las calles céntricas de la pequeña localidad chubutense, junto a un amigo, cuando fue agredido por un grupo de alrededor de 5 individuos, que los seguían desde atrás y les dieron alcance en una esquina, cuando las víctimas se detuvieron. “Van a doblar o siguen de largo”, les habrían increpado, antes de agredirlos sin motivo. La desigual pelea derivó en que el joven llevara la peor parte, ya que al caer al suelo, luego de ser golpeado desde atrás, fue brutalmente agredido, con patadas en la cabeza que le provocaron traumatismo de cráneo.

Su amigo, un testigo clave del hecho, logró escapar durante la golpiza y al volver al lugar, la policía ya había hallado a la víctima, trasladándolo de urgencia a un centro de salud para posteriormente derivarlo al hospital Regional de Comodoro Rivadavia.  Allí despertó tras 4 días de coma farmacológico: “Gracias a Dios que me salvó, a los que oraron y colaboraron y a los que me encontraron", posteó el joven en Facebook.

“Salvando las distancias, tiene cierta analogía con lo ocurrido en Villa Gesell. Un grupo de jóvenes que seguía a otro, ambos grupos desplazándose por la calle, y sin motivo aparente lo invitaron a enfrentarse, una pelea mano a mano. Es así que son dos jóvenes contra unos cuatro o cinco, con una riña entre ellos que termina con el joven internado que recibió golpes que lo dejaron inconsciente”, manifestó la fiscal Laura Castagno a diario El Patagónico.

Más allá de las detenciones, las imputaciones motivaron que el Ejército diera de baja a los dos soldados voluntarios que tuvieron participación en el hecho, según trascendió en las últimas horas.