PUERTO SAN JULIÁN (ADNSUR) - El hecho ocurrió el sábado en una casa de la localidad santacruceña, Puerto San Julián, donde policías de la Comisaría Primera llegaron por una presunta denuncia de “ruidos molestos”.

Al arribar a la vivienda, los efectivos se encontraron con dos hermanas de unos 25 años, ambas militantes del Partido Socialista de los Trabajadores Unificado (PSTU). Según denunció la agrupación Lucha Mujer Santa Cruz, a las jóvenes las sacaron por la fuerza a la calle. Una de ellas fue tirada al piso por un policía, provocándole heridas en el rostro.

“Al llegar el patrullero para llevársela detenida, recién ahí descienden del mismo dos oficiales mujeres, siendo estas mismas las que continúan con los golpes”, indicaron.

Policia de San Julian Tortura a nuestra compañera!

La situación, según denunciaron las agrupaciones, no terminó con la detención de las hermanas, sino que se tornó peor en las instalaciones de la Comisaría Primera. A una la llevaron al calabozo y a la restante, al patio, donde “continuaron golpeándola y mojándola, con el único fin de torturarla física y psicológicamente”, indicaron.

Asimismo, de acuerdo a las declaraciones de una de las víctimas, la tortura se repitió por unas horas: “Cada veinte minutos ingresaba una oficial de policía a propagar más golpes, dejando claro el ensañamiento, ofreciéndole agua y tirándosela en la cara, amenazándola de que si denuncia, esto sería mucho peor”.

Tal como informó La Opinión Austral, el domingo la Jefatura de Policía tomó cartas en el asunto y, según confirmaron desde la cúpula, se iniciarán los sumarios correspondientes. Además hoy lunes a las 11 de la mañana habrá una concentración en la Escuela Rosada.  "Nos concentramos para entregar un petitorio en la Comisaria 1° reclamando el fin de los abusos policiales que se vienen dando y que aparten a los y las agentes involucrados en las torturas y vejaciones a las compañeras Narela y Agostina Baragaña".