PUERTO MADRYN (ADNSUR) - Los vecinos dieron el alerta al Centro de Monitoreo debido a que escucharon disparos de arma de fuego. La policía encontró en la calle a un hombre ensangrentado que presentaba heridas de bala y cortes. Fue trasladado al hospital, pero antes le dijo a los uniformados que había sido atacado por su primo.

La policía de Puerto Madryn detuvo este lunes a un hombre de 30 años (D.A.) y una mujer de 37 (E.M.P) vinculados al ataque que recibiera después del mediodía un hombre en la intersección de las calles Gales y Gallastegui. 

La víctima M.V. mostraba heridas de arma de fuego y arma blanca, y se encontraba tirada en la vía pública en calles España casi Tomás Mate.

-42.7814145,-65.0639005

La denuncia por disparos en la zona fue recepcionada por el Centro de Monitoreo, y rápidamente un móvil policial se dirigió al lugar. Allí, los uniformados encontraron a la víctima, que en ese momento estaba consciente y dijo que había sido atacado por su primo.

Además, la víctima señaló que su primo se movilizaba en un Ford Focus color negro junto a una mujer, que era la que manejaba. 

Tras una recorrida e investigación en la zona, personal policial encontró una mochila y una campera tirada en la calle.

Testigos presenciales relataron que un hombre un sujeto corría a otro por la calle mientras le disparaba con un arma. Uno de los testigos identifica al autor y menciona un domicilio, en el que los policías encuentran a un hombre que cumplía con las descripciones ofrecidas. 

El individuo reconoce estar vinculado con el ataque y deja en el suelo un arma blanca con manchas de sangre, tras lo cual es detenido por la policía. 

Mientras trabajaba en el lugar la Brigada de investigaciones, llega una mujer, la pareja del detenido, conduciendo un Ford Focus negro, y los agentes proceden a demorarla para averiguar su participación en el hecho. El vehículo fue secuestrado.