Este viernes, a las 8:30 horas, la Municipalidad y la Policía de Puerto Madryn desalojaron un predio de tierras fiscales en el que vivían en casas precarias un grupo de personas que usurpaban.

Uno de los ocupantes, que se resistía a dejar el lugar, se enfrentó con efectivos policiales a golpes de puño y terminó detenido. 

El procedimiento, fundado en una ordenanza que prohíbe la ocupación ilegal de tierras, tuvo lugar en un terreno ubicado en las calles Joaquín Soto y Domecq García.

Allí personal municipal, escoltado por la Policía, derribó con una máquina las construcciones que habían levantado estos ocupantes.

Según fuentes policiales, mientras el personal desmantelaba las casas, un joven de 22 años se presentó y comenzó la molestarlos para impedir que siguieran adelante con su trabajo.

En un momento, la situación comenzó a ponerse cada vez más tensa, ya que este hombre se resistía a dejar su casa, que finalmente fue derribada.

Fue entonces cuando el joven forecejó con los policías para tratar de evitar que llegaran a la construcción, y enseguida comenzó tirar golpes de puño.

Finalmente, el procedimiento se llevó a cabo y todas las viviendas precarias fueron derribadas.

Esta persona fue aprehendida por el delito de "atentado, desobediencia y resistencia a la autoridad", según figura en el parte policial al que accedió ADNSUR.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!