PUERTO DESEADO (ADNSUR) - En un hecho que investiga la Policía, un oficial de Prefectura Naval Argentina fue baleado mientras se encontraba en un control de tránsito por el aislamiento social preventivo y obligatorio que rige en todo el país. El hecho ocurrió en la calle Capitán Onetto casi Don Bosco, sobre las 16:30 hs del último viernes. En su intento de huída, el agresor fue ultimado tras un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad. El prefecto fue asistido por personal de salud, pero -por la gravedad de la herida recibida- falleció.

El incidente comenzó en un control por la cuarentena, donde Ricardo Soto (34) el oficial de Prefectura recibió un disparo en el pecho cuando el agresor intentó evadir al personal de seguridad. Tras dispararle a quemarropa, Espinoza (21) huyó hacia la zona de la costanera, siendo perseguido por efectivos policiales y de Prefectura.

Prefecto asesinado.
Prefecto asesinado.

Este sábado, en comunicación con el noticiero de Canal 9 de Comodoro el Intendente de Puerto Deseado, Gustavo González lamentó este fatal desenlace y expresó que la localidad está muy dolida con los últimos hechos de violencia. "Hay dudas si realmente fue abatidos por los efectivos de la policía o si se disparó, lo sabremos cuando estén los resultados de la autopsia", indicó.  

Asimismo, el mandatario municipal señaló que, "el agresor es hijo de un comisario retirado de la fuerza policial. De hecho, el arma con la que agredió al prefecto es reglamentaria y perteneciente a su papá", y se preguntó "qué es lo que le está pasando al sociedad de Puerto Deseado, tras lo sucedido con el caso Subelza. Este año nos viene pegando muy duro, ayer fue un efectivo de prefectura pero podía haber sido cualquier otra persona". 

Por último, González sostuvo que hay que determinar con la autopsia que "fue realmente lo que sucedió el viernes de manera fehaciente" y que es necesario una justicia más presente.