ESQUEL - Enviarán una nota a los consulados argentinos y chilenos en todo el mundo. Dicen que su detención en la U-14 es injusta. Y que se trata de “una persecución política e ideológica”.

El Pulof de Resistencia Cushamen hizo un llamado “a todas las comunidades mapuches, demás pueblos originarios, organismos de Derechos Humanos, movimientos sociales y personas conscientes, a presentar una nota en los consulados argentinos y chilenos de todo el mundo”. La fecha límite de entrega es el jueves 27 de julio.

La nota que impulsan dice que “las comunidades, instituciones, organismos y personas firmantes, denunciamos y ponemos en conocimiento nuestro repudio a la detención arbitraria e ilegal y privación ilegítima de la libertad del lonco Francisco Facundo Jones Huala, ocurrida el martes 27 de junio, por parte de Gendarmería Nacional, bajo órdenes del juez federal subrogante Gustavo Villanueva, y del fiscal federal de Bariloche Jorge Bagur Creta”.

Recuerdan que la detención se basó en un pedido de Interpol, por un juicio de extradición a Chile contra Jones Huala, el cual “ya fue resuelto en Argentina mediante una sentencia de 2016, que declaró nulo lo actuado en dicho procedimiento, por groseras y manifiestas irregularidades”.

El escrito explica que dicha sentencia se encuentra apelada por el Ministerio Público Fiscal, que pide revocar esa nulidad y conceder la extradición. Debe resolver la Corte Suprema de Justicia de la Nación. “El lonco ya estuvo detenido en el marco de la misma causa, entre el 27 de mayo de 2016 y 1° de septiembre del mismo año, cuando fue liberado”.

El mismo pedido de captura internacional, “cuyo procedimiento fue revisado y anulado por la Justicia Federal, es el que motivaría la nueva detención, lo que implica una doble persecución concomitante, en abierta violación al derecho al debido proceso, y a otras libertades y garantías fundamentales reconocidas en la Constitución Nacional y numerosos tratados internacionales de Derechos Humanos”.

Para mayor gravedad –esgrimen las comunidades- dicho arresto transcurrió durante más de 72 horas en una celda de castigo. “A modo de única protesta posible, Facundo realizó huelga de hambre”.

La misiva indica que “este actuar pone de resalto una situación de ensañamiento contra Jones Huala por parte del Estado argentino y chileno, de utilización de herramientas judiciales para criminalizar a líderes indígenas, evidenciando una clara política de persecución y hostigamiento a los pueblos indígenas, en especial al pueblo mapuche. Denunciamos esto como una evidente decisión política entre el Estado argentino en complicidad con el Estado chileno manteniendo preso injustamente al lonco”.

La nota exige la urgente liberación y no extradición de Jones Huala, “el cese de la persecución política e ideológica a líderes indígenas, el cese de la violencia política e institucional, y la utilización del aparato represivo estatal para criminalizar las luchas sociales; el reconocimiento de sus derechos colectivos y el respeto pleno por las garantías constitucionales, reglas mínimas de todo Estado de Derecho”.

Fuente: Diario Jornada

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!