CÓRDOBA (ADNSUR)- El gobierno de Córdoba le prohibió a sus policías usar celulares y redes sociales. El Ministerio de Seguridad tomó la medida de prohibir, a los efectivos policiales que están en horario de servicio, el uso de teléfonos celulares y la publicación y visualización de contenidos en las distintas redes sociales y plataformas digitales. 

La resolución generó malestar entre los miembros de la fuerza de seguridad, indicaron medios cordobeses. Y señalaron que en la circular interna se establece que aquellos agentes que sean vistos o identificados infringiendo la resolución "serán pasibles de sanciones administrativas".

El documento interno de la Policía de Córdoba indica además, que existe una excepción: "Sólo se encuentra permitido, únicamente (sic), la manipulación de aquellos dispositivos ´CAT´ (Caterpillar) para la utilización exclusiva relaciona al servicio".

Estos dispositivos móviles CAT fueron entregados en abril de 2019. Consisten en 3.500 teléfonos que son monitoreados desde una plataforma y sirven para controles callejeros, registro de personas con pedido de captura, entre otras funciones. Estos nuevos teléfonos tienen como característica principal que permiten acceder a registros de personas con pedido de captura, vehículos con pedido de secuestro, y para ser usados durante el programa Tribuna Segura.

Las fundamentos de la medida

"Lo dispuesto obedece a la actitud que el efectivo policial debe tener para optimizar su atención en el horario laboral, en la prevención de delitos o infracciones al CCC, y encontrarse atentos, predispuesto y activo para anticiparse a las transgresiones vigentes", indica el documento.

Según el memorándum, este uso de los dispositivos móviles puede "ocasionar riesgos potenciales a la integridad física de ese personal, pudiendo él mismo ser víctima debido a ello".