CALETA OLIVIA (ADNSUR) - El Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 42 de la Capital Federal procesó sin prisión preventiva al intendente de la ciudad santacruceña de Caleta Olivia, Facundo Prades, y a cuatro ciudadanos chinos, acusados de cohecho pasivo para la adjudicación de tierras fiscales en venta para la instalación de supermercados.

El fallo de primera instancia mandó trabarles embargo sobre sus bienes hasta la suma de 14 millones de pesos a cada uno.

La resolución de la jueza María Gabriela Lanz, que lleva fecha 10 de junio y a la que Télam tuvo acceso, consideró "prima facie" autores del delito de cohecho al intendente caletense y a Weng Jianping, Yan Shisong, Yan Shiling y Xue Yanqing.
 

El mismo procesamiento y monto de embargo sobre los bienes fue ordenado para un empleado del Congreso de la Nación, procesado como "partícipe necesario" en la causa.

Prades está acusado de recibir entre marzo y mayo de 2016, de parte de los ciudadanos chinos, al menos dos millones de pesos en pagos parciales realizados en un hotel de la ciudad de Buenos Aires, cerca del Obelisco, por interposición del empleado parlamentario, para la adjudicación de tierras fiscales en venta por más de 7,5 millones de pesos para la instalación de supermercados en Caleta Olivia.

La denuncia fue difundida en un informe periodístico de la señal TN el 23 de julio de 2017, tras lo cual Prades se puso a disposición de la justicia penal de Santa Cruz y le atribuyó una maniobra electoral del entonces diputado y actual senador nacional Eduardo Costa, con quien el padre del intendente, Carlos Prades, competía en las PASO.