Por primera vez en Chubut se aplicará la figura de "femicidio transversal" para acusar a un joven que mató a su excuñada de 14 años con la intención de hacer sufrir a su ex suegra, a la que "quería dañar moralmente".

El Ministerio Público Fiscal de Puerto Madryn aplicará de manera inédita esta figura.  El acusado es Gabriel Orellana, de 22 años, quien se encuentra detenido por el crimen de Lía Vázquez, de 14, a quien buscó y apuñaló en una vivienda del barrio Pujol de Puerto Madryn el 13 de noviembre de 2020.

Orellana era pareja de la hermana de la víctima, y según los testimonios que se incorporaron a la investigación no tenía ninguna razón para asesinar a la chica salvo la intención de atormentar a su suegra. 

"Aplicamos la figura de femicidio porque están dados todos los componentes, pero además sumamos el femicidio transversal, porque surge que el acusado mata a la chica para dañar a su ex suegra" explicó a Télam el fiscal Jorge Bugueño,.

Asimismo, aclaró que "Orellana aprovechó la condición de vulnerabilidad en la que se encontraba la niña víctima, por su edad, por su género, por encontrarse indefensa y por la evidente relación desigual de poder". Y describió que "el acusado había amenazado a su pareja, hermana de la víctima, con que iba a matar a su familia, cumpliendo con aquella promesa para hacerle sufrir un mal".

Primer juicio por femicidio transversal en Chubut: buscó en Google "puntos débiles para apuñalar" y mató a su excuñada de 14 años

Los investigadores determinaron además que Orellana había recabado en el buscador web Google información sobre "golpes para desmayar dormir o inmovilizar" y "puntos débiles para apuñalar".

Este es el primer caso en la provincia en el que se utilizó la figura de "femicidio transversal", el cual está contemplado en el inciso 12 del Código Penal para quienes matan a alguien para vengarse o causar sufrimiento a una tercera persona.

Primer juicio por femicidio transversal en Chubut: buscó en Google "puntos débiles para apuñalar" y mató a su excuñada de 14 años

El homicida buscó a su víctima, la asesinó con un arma blanca y dejó el cuerpo sin vida tendido en medio de un charco de sangre. Luego se dio a la fuga y se llevó dinero con la presunta intención de aparentar un robo.

Sin embargo los elementos encontrados en la escena del crimen y los testimonios orientaron la pesquisa hacia Orellana, lo que fue reforzado luego con pruebas de ADN, pericias informáticas y cámaras de seguridad.

La jueza penal Yamila Flores elevó la causa a juicio oral y ahora deberá resolver la oficina judicial las fechas de audiencia de debate. La figura de "femicidio en concurso ideal con femicidio transversal, todo ello en concurso real con homicidio en ocasión de robo" prevé la pena de prisión perpetua.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!