TRELEW (ADNSUR) - El fiscal general Omar Rodríguez, quien se encuentra al frente de la investigación en torno al Ministerio de Familia de Chubut y encabezó los allanamientos este miércoles -en donde sorprendieron a la exministra Cecilia Torres Otarola-, expresó este jueves que "la defraudación (al Estado) no es tan grande porque llevamos sólo seis meses de Otarola en el ministerio" y precisó que "hay funcionarios que aún están en funciones y también están siendo investigados". 

Omar Rodríguez detalló en diálogo con Cadena Tiempo: "respecto a la venta de un macizo en Rawson estamos investigando". Y detalló que "ayer se presentó el intendente (Damián) Biss a aportar documentación en fiscalía".

"Hay algunas cuestiones llamativas que me impulsan a investigar lo que sucedió", subrayó el fiscal general. 

Este martes, tal como anticipó ADNSUR, se llevaron adelante varios allanamientos en relación a la causa que investiga una presunta defraudación al estado desde el Ministerio de Desarrollo Social y Familia, donde se encuentra como principal implicada la ex ministra María Cecilia Torres Otarola. En las oficinas del Ministerio llamó la atención la presencia de la exfuncionaria, quien cesó en sus funciones días atrás. 

Al frente de los allanamientos estuvo el fiscal general jefe Omar Rodríguez y también participó de los procedimientos personal de la oficina especial de delitos contra la administración pública del Ministerio Público Fiscal.

Los procedimientos se realizaron en viviendas ubicadas en el barrio 2 de Abril de Rawson, en Playa Unión y también en una casa situada en Trelew y también tuvieron lugar en oficinas pertenecientes al Ministerio de Desarrollo Social y Familia, llamando la atención la presencia en el sitio de la ex ministra teniendo en cuenta que cesó en sus funciones hace algunos días, según detalló el Ministerio Público Fiscal. 

Esto fue confirmado por el comisario Juan Carlos Núñez, del Ministerio Público Fiscal, cuando informó a la prensa sobre la presencia de la ex funcionaria y refirió que entre los elementos secuestrados se hicieron del teléfono personal de Torres Otarola.

Rodríguez había anticipado este miércoles en diálogo con ADNSUR: "Tenemos información de los movimientos de las cuentas bancarias donde se hacían transferencias de dinero; tenemos constancias de los movimientos de dinero entre la ex ministro, su secretaria y el resto de sus funcionarios. Hay mucho movimiento de dinero y los teléfonos nos pueden dar más elementos de interés".

"Se vio que a los asesores se les quitaba la mitad de los sueldos y (el dinero) era destinado a personas que trabajaban en negro y en algunos casos a la secretaria de Torres Otarola que oficiaba -a su vez- de niñera. Ella recaudaba esa suma de dinero y se lo transfería a las cuentas que Torres Otarola tiene en el Banco del Chubut y en el Banco Nación", explicó.

A su vez, el fiscal dijo que analizan "varias imputaciones que aparecen con participación en este ‘fraude’. Está presente la madre del ex funcionario que oficiaba como asesora pero, en realidad, el que cumplía el rol de asesor en los hechos era el ex funcionario. Estamos evaluando llevar adelante una imputación en función de los elementos recogidos".