RAWSON (ADNSUR) – En el marco de la audiencia por presunta asociación ilícita, la abogada defensora de Daniela Souza, María Laura Martensen, pidió la libertad de la detenida y remarcó que “el peligro de fuga se encuentra desvirtuado por la presentación voluntaria de mi asistida”. Además, sostuvo que “no posee medios económicos para fugarse o entorpecer la investigación”, de hecho, la abogada remarcó que “mi asistida no tiene ningún tipo de bienes”.

Martensen indicó que “el Ministerio Público Fiscal utiliza la gravedad del delito para solicitar la medida, pero tampoco se encuentra el peligro de fuga y entorpecimiento. El Ministerio hace alusión a un viaje al exterior y que el señor Diego Correa es el que sustenta los gastos de mi asistida”.

“Por ello no entiendo cómo infiere que mi asistida en este momento posee medios económicos para fugarse o entorpecer la investigación. Además, entiendo que el peligro de fuga se encuentra desvirtuado por la presentación voluntaria de mi asistida”, cuestionó.

Y sostuvo que “mi asistida tenía previsto un viaje desde hace un año y era un viaje de un mes. Ni bien tomó conocimiento que se encontraba imputada, adelantó el viaje más de 10 días con plata que reunió con ayuda de amigos y familiares. El padre la trajo de inmediato desde Ezeiza hasta Arroyo Verde donde fue detenida. Pero la idea era que llegue a Trelew para presentarse voluntariamente en Fiscalía”.

“Esta presentación voluntaria desvirtúa el peligro de fuga pues no es la conducta de una persona que pretende evadirse. Además, no cuenta con los medios económicos. Tal como surge del registro de inmueble, mi asistida no tiene ningún tipo de bienes, por lo cual no hay fundamentos para decir que hay peligro de fuga o entorpecimiento porque no posee medios económicos, ni poder que pueda inferir para chantajear a algún testigo”.

Finalmente, la abogada indicó que “esta defensa no tuvo acceso a las intervenciones telefónicas pero de lo que he escuchado del relato del Ministerio Publico Fiscal, puedo apreciar que da por probado que mi asistida conocía estos supuestos manejos fraudulentos y que firma las órdenes de compra en función del plan para quedarse con fondos públicos y entiendo que son conjeturas y de ninguna manera puede inferirse que mi cliente conocía estas supuestas estafas o fraude al estado”.