PUERTO MADRYN (ADNSUR) – Los presos de la comisaría Tercera de Puerto Madryn pidieron, con el argumento de la pandemia, arrestos domiciliarios por medio de una huelga de hambre. También solicitaron más salidas transitorias, visitas familiares e higiénicas, y asistencia psicológica.

Los detenidos, mantuvieron una  videoconferencia ante el juez de Ejecución, Horacio Yangüela, a quien le explicaron que como se decretó “circulación comunitaria” en la ciudad tienen más riesgo de contagiarse de Covid-19 dentro de la Comisaría que en sus domicilios. “Por la entrada y salida de policías de la Comisaría”, dijeron.

Los presos se niegan a recibir atención médica e iniciaron una huelga de hambre. En su reclamo solicitan que se reanuden las salidas transitorias y las visitas familiares e higiénicas. También pidieron asistencia psicológica por el estrés que provoca el encierro.

La funcionaria de Fiscalía Anya Pucheta se opuso a los planteos de los detenidos indicando que ya fueron tratados en varias oportunidades. Y que en este momento no hay condiciones para otorgar una flexibilización de las salidas transitorias ya que existe un aumento de casos de coronavirus en la zona.

Yangüela les explicó a los voceros que se va a reiterar al Ministerio de Salud de Chubut la posibilidad de flexibilizar las salidas transitorias y, en base a la respuesta que brinden desde el Gobierno provincial, será la resolución judicial que adopte. “Hoy están autorizadas las visitas de un familiar por detenido durante una hora, una vez por semana”, explicó.

La resolución se conocerá la próxima semana, remarcó un comunicado de prensa la Fiscalía, así lo indicó Diario Jornada.