RAWSON - A partir de la masiva solicitud de arresto domiciliario por parte presos de distintos centros de detención de Chubut, con el objeto de obtener el beneficio de prisión domiciliaria ante este escenario de emergencia sanitaria y aislamiento social preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus, desde la Justicia decidieron rechazar todos estos petitorios y remarcar en la necesidad de aplicar otras medidas restrictivas para evitar la transmisión del virus.

Así, el juez coordinador provincial de ejecución de penas, Horacio Yangüela, también resolvió suspender las salidas transitorias y regímenes de semilibertad, junto con las visitas en los establecimientos de detención.  Según reseña El Chubut, esta medida se podrá prorrogar en caso que persista la emergencia sanitaria dispuesta por el Poder Ejecutivo.

En el Penal del Rawson un centenar de presos comenzaron una huelga de hambre para que se morigere su situación de detención ante esta pandemia.

Para facilitar la comunicación con familiares mientras continúen suspendidas las visitas, Yangüela dispuso que los detenidos tendrán teléfonos, otorgados en horarios específicos. Sin embargo, remarcó que no podrán hacer uso de redes sociales u otro fin que no sea el contacto familiar o con el abogado defensor.

A mismo tiempo, desde el área dede Salud y Seguridad de la provincia deberán armar protocolos de bioseguridad y circulación, para poder otorgar -de ser factible- una visita semanal de un familiar por detenido en los lugares de alojamiento.

Además, solicitó al Poder Ejecutivo que se extremen los controles preventivos sobre el personal policial y Penitenciario y de todas las personas que a otros fines ingresan a diario en las instituciones de detención o carcelarias; para lo cual deben proveerse elementos de higiene, barbijos, guantes de latex, y demás.

Rechazo al arresto domiciliario

La posibilidad de otorgar compulsivamente beneficios de arresto domiciliario por la pandemia de coronavirus a los presos de la provincia cosechó amplios rechazos de diferentes áreas. El fiscal jefe Daniel Báez indicó que "actualmente en Chubut hay pocos casos sospechosos, y ninguno es dentro de un establecimiento carcelario. Además se han tomado las medidas de prevención adecuadas. La situación en la provincia es distinta a otras zonas”, cita El Chubut.

“Estando en su domicilio las posibilidades de contagio no se neutralizan, es más, incluso ponen en peligro a sus familiares, que deben salir a buscarles comida o medicamentos”, señaló Báez.