Miguel Alejandro Vega Pérez (29), alias “El Chuma”, salió caminando de una comisaría de la Policía de la Ciudad en el barrio de Constitución. Tenía pedido de captura internacional por un doble homicidio en su país y había sido detenido en la ciudad de Buenos Aires. Se fugó luego de cambiarse la ropa con otro preso y hacerse pasar por él cuando fue excarcelado, informaron fuentes judiciales.

Según la justicia chilena, el 23 de enero asesinó a balazos a un hombre y a su hija de 6 años, escapó de su país y estuvo más de cuatro meses prófugo hasta que Interpol lo detuvo a principios de este mes en un hostel porteño.

Vega Pérez fue detenido el 2 de junio en la Capital Federal. Su detención fue realizada a partir de información que habían suministrado detectives de Interpol Chile, quienes ya sabían que luego del doble crimen Vega Pérez había logrado huir por un paso fronterizo clandestino desde su país a Argentina y que se encontraba en el Gran Buenos Aires y la Capital Federal, donde finalmente lo ubicaron en un hostel.

Si bien trascendió este miércoles, la fuga ocurrió el 3 de junio pasado en el Anexo de la Comisaría Vecinal 1C de la fuerza de seguridad porteña, ubicada en la calle San José 1224, y el evadido aún no pudo ser recapturado.

El chileno fue llevado detenido al Anexo de la Comisaría Vecinal 1C de la Policía de la Ciudad, donde compartía calabozo con otro preso, Gonzalo Ezequiel Villanueva, quien el día anterior había sido arrestado en Plaza Constitución acusado de una tentativa de robo de un celular a un pasajero de un colectivo de la línea 129.

Villanueva estaba detenido a disposición del Juzgado en lo Criminal y Correccional 59 que, por tratarse de un delito excarcelable, al día siguiente ordenó su liberación. Según la investigación, “El Chuma” se intercambió de ropa con Villanueva y así, cuando el 3 de junio por la tarde llegó la orden judicial para liberar al detenido excarcelado, el chileno se hizo pasar por él y los policías porteños lo liberaron.

Cuando la Policía de la Ciudad advirtió lo sucedido, se irradió el alerta para buscar a Vega Pérez en las inmediaciones de la seccional y con las cámaras del Centro de Monitoreo Urbano, pero no pudo ser localizado y a 19 días de la fuga, continúa prófugo.

Por el caso, además, hay tres policías de la Ciudad que inicialmente fueron detenidos y quedaron imputados en una causa penal por “evasión”. También está imputado el detenido Villanueva, por facilitarla con el cambio de ropa. 

Un vocero del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño indicó a Télam que los tres policías -que ya fueron indagados y están excarcelados- están apartados de sus funciones ya que fueron “sumariados y pasados a disponibilidad”. Según las fuentes, el objetivo de la causa es determinar si solo hubo negligencia en el accionar del personal policial, o si por el contrario, hubo complicidad de los policías en la fuga.

También intervino el Juzgado Federal 11 de Julián Ercolini, pues era el que habían iniciado con la justicia chilena los trámites para la extradición de “El Chuma”.

Vega Pérez ahora es intensamente buscado en el país por detectives de la División Investigación Federal de Fugitivos y Extradiciones del Departamento Interpol de la PFA.

POR QUÉ ES BUSCADO "EL CHUMA"

Según publican varios medios chilenos, el doble crimen que le atribuyen a “El Chuma” Vega Pérez ocurrió el 23 de enero pasado en la comuna de Ovalle, en la provincia de Limarí, en la región norte de Coquimbo, y las víctimas fueron Jhans Ceballos (26) y su hija de 6 años, Agustina.

Aquel día, Ceballos iba conduciendo su auto, notó que lo venían persiguiendo y chocó contra una camioneta.

Los testigos relataron que el hombre y su hija se bajaron e intentaron refugiarse en una vivienda cercana, pero quien los perseguía –según la justicia Vega Pérez-, bajó con un arma de fuego, los atacó a balazos y huyó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!