PUERTO MADRYN- (ADNSUR) - Un bebé de un año y medio se cayó a una pileta y casi se ahoga. El niño ya estaba morado, sin respirar, y una mujer policía le practicó maniobras de RCP mientras lo trasladaban al hospital, logrando que empiece a respirar nuevamente. El nene fue estabilizado y luego lo derivaron al área de Pediatría del Hospital de Puerto Madryn.

Policía salvó a un bebé que casi se ahoga en la pileta

Todo ocurrió sobre las 14:20  horas de este jueves, entre las calles Dorrego y San Luis. Hasta allí se acercaron policías que fueron recibidos por el tío del nene de un año y medio, quien los condujo al patio de la casa donde estaba el pequeño tendido en el suelo sin respirar, con labios y párpados morados.

Ante el dramático cuadro, la policía lo trasladó al menor al hospital policial, en compañía del tío. Según se indicó desde la Jefatura de Policía, durante todo el recorrido la oficial ayudante Noelia Alcapán le realizó mabiobras de RCP al niño logrando que respire de forma intermitente y a las pocas cuadras del hospital el menor comenzó a respirar con mayor normalidad.

https://twitter.com/barciaml/status/1081157083796594689

Cuando llegaron al centro asistencial los profesionales de la guardia continuaron con la atención del niño y tras unos minutos, el pequeño fue estabilizado y trasladado hasta el área de Pediatría del Hospital de Puerto Madryn.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!