Luego de que el ex presidente Mauricio Macri fuera citado a indagatoria por el presunto espionaje a familiares de los tripulantes del ARA San Juan, la oposición mostró su descontento por la situación, y en las últimas horas se encendió la polémica luego de que trascendiera que el juez que tomó la decisión se había sacado un 2 en el examen de concurso realizado en 2008.

Se trata de Martín Bava, quien llegó en carácter de subrogante al juzgado federal de Dolores, donde tramita la causa. El magistrado ocupa ese puesto de manera transitoria, luego dela vacante dejada por Alejo Ramos Padilla tras ser designado al frente del juzgado federal N°1 de La Plata, el pasado mes de febrero.

Bava, quien antes estaba a cargo del juzgado federal N°2 de Azul, de competencia civil y comercial, había concursado hace ya 13 años para ocupar el puesto que hoy ostenta, pero su resultado en el examen de concurso había sido muy pobre, obteniendo un 2 como calificación.

En esa convocatoria, cabe destacar, ninguno de los participantes alcanzó el mínimo de puntos necesarios para competir por el juzgado, el cual es de 40.

Un año después el magistrado concursó para el juzgado de Azul, y los abogados locales le recordaron el mal resultado obtenido un año antes.

“El puntaje más bajo de todos -23 sobre 100 puntos- fue precisamente el del doctor Martín Bava, quien eliminado también en otros concursos anteriores, ahora se propulsa como titular del juzgado federal N°2 de Azul”, había argumentado el colegio de abogados local.

Además de esta polémica, Bava fue criticado por su actuación como subrogante en el juzgado federal N°3 de Mar del Plata, en el marco de una causa donde Pedro Federico Hooft, acusado de en delitos de lesa humanidad durante la última dictadura, había resultado absuelto, pero el juez avanzó desde el fuero federal con una investigación por esos hechos, en una decisión calificada como de “parcialidad” y un “espíritu de persecución”.

Fuera de su carrera judicial, Bava combatió como integrante del Ejército en la Guerra de Malvinas, y en diciembre de 2012 formó parte de los 134 soldados conscriptos distinguidos como "Ciudadanos Iluestres" por el Concejo Deliberante de Morón.