Como cada mes, Teresa, la madre de Juan, llegó a Bariloche desde Purranque, Chile, para mantener vivo el reclamo de justicia. Ahora otros familiares trajeron a la octogenaria hacia la Capital Nacional del petróleo ya que aparecieron al menos dos indicios que podría encontrarse en esta ciudad. “A través de una amiga que vio los afiches en Bariloche, nos enteramos que podría estar en Comodoro, en un complejo habitacional denominado 232 Viviendas” señalaba a un cronista de este medio Jeni y Daiana, quienes acompañaban a Teresa a esta redacción en la tarde de ayer antes de regresar nuevamente a Bariloche.

“Es que cuando desapareció, en enero del 2.012, había una mujer de visita en Bariloche y nos aferramos a la esperanza de que pueda haberse venido para Comodoro” agregaban. Según informan medios de prensa rionegrinos, a principios de 2.014 el gobierno provincial aumentó a 200 mil pesos la recompensa para todo aquel que aporte datos certeros sobre el paradero del hombre, pero “sólo hubo llamados engañosos y con mentiras”, sostuvo Teresa. Es que hubo una primera imputación hacia dos personas sospechadas de un “Homicidio culposo doblemente agravado”.

En agosto de 2014 hubo datos que indicaban que el cuerpo de Juan podría estar en el sector del cerro Campanario, pero la búsqueda fue infructuosa. Desde la desaparición, sólo hubo dos detenidos, que fueron liberados al poco tiempo por falta de pruebas. Uno de ellos era Roberto Ángel, el conductor de un Renault 12 que el 6 de enero de 2014 pasó a buscar a Juan por su lugar de trabajo.

Desde el día de la desaparición de Juan, la investigación judicial alcanzó pocos avances claros. En octubre de 2013, la Cámara Criminal Segunda apartó de la causa al juez Ricardo Calcagno, determinó anular los procesamientos de dos personas que habían sido detenidas por el hecho y dispuso que el magistrado Martín Lozada quede al frente del caso. Este año, Campana fue designado como el nuevo fiscal a cargo de la causa.

“Seguimos reclamando por su aparición. Aún tenemos esperanza de que un día se hará justicia y la verdad saldrá a la luz y podremos terminar con esta angustia”, señalaron los familiares de Juan en una carta difundida meses atrás. “Seguiremos peleando para que el caso no quede en el olvido. El dolor de su ausencia es tan fuerte como el primer día”, remarcaron, y añadieron que “hemos puesto todo nuestro esfuerzo en hallarlo, pero hasta ahora todo ha sido en vano”.

Finalmente dijeron que durante gran parte del sábado anduvieron recorriendo comercios y preguntando a vecinos del complejo habitacional 232 viviendas que se encuentra entre la avenida Kennedy, entre calles Almafuerte, Martín Fierro y Gregorio de Laferrere, en barrio Ceferino Namuncurá, pero nadie supo reconocerlo a través de su fotografía.

“Es posible que esté un poco más gordito o se haya dejado la barba y también es probable que pueda estar residiendo por el barrio Máximo Abásolo. La esperanza de encontrarlo nunca la perdemos", dicen. Aquellos que puedan aportar algún dato de interés pueden comunicarse con cualquier dependencia policial o bien comunicarse a los siguientes números telefónicos: (0294) 4289339 (Jeny) 4662828 o al teléfono fijo (0294) 442-2729.