Lorena Piedras fue asesinada de 17 puñaladas por su pareja Samuel Alcalá , cuando salió en defensa de su hija. El viernes pasado terminaron de declarar los testigos en el juicio por el femicidio ocurrido en la localidad de Sarmiento.

El tribunal integrado por los jueces Alejandro José Rosales, Gustavo Daniel Castro y Camilo Daniel Pérez iniciaron la deliberación sobre la pena a imponer a Samuel Alcalá, quien fue declarado días atrás como autor responsable del delito de homicidio doblemente agravado, por la relación de pareja con convivencia y por mediar violencia de género, en concurso real con tentativa de homicidio agravado por haber sido cometido por violencia de género.

Este viernes, la fiscal General Andrea Vázquez solicitó para Alcalá una pena de reclusión perpetua, a partir del análisis de los hechos sobre los que fue encontrado culpable el hombre, y el daño producido con la muerte de Lorena Piedra y las lesiones sufridas por su hija, menor de edad.

La fiscalia pidió prisión perpetua. Foto:MPF
La fiscalia pidió prisión perpetua. Foto:MPF

Los defensores públicos Gustavo Oyarzun y Marcelo Catalano, quienes representan al único imputado en el proceso, plantearon ante los jueces la inconstitucionalidad de los artículos 13, 14 y 56 bis de la Ley de Ejecución Penal -Ley 24.660-, con el objetivo de que en el caso que los jueces hagan lugar al pedido de la fiscalía, habiliten un proceso de revisión de la pena a partir de que se cumplan los 20 años de la misma.

Los magistrados, una vez culminados los alegatos de la pena, iniciaron la deliberación y el próximo viernes 14 de mayo darán a conocer su resolución.

EL FEMICIDIO

El 10 de mayo de 2019, Samuel Alcalá se encontraba junto a su pareja Lorena Piedras, y su hija de dieciséis años. El grupo familiar residía en un complejo de departamentos ubicado en el barrio "Parque Patagonia".

Según los investigadores, ese viernes a las 20:15, la adolescente comenzó a discutir con su padrastro, Samuel Alcalá. En este contexto, Lorena Piedras defendió a su hija.  Ante ello, la reacción del acusado fue golpear a la menor. Y Lorena mantuvo la posición de defender de su hija.

La respuesta de Alcalá fue tomar un arma blanca y apuñalar a la mujer, y la adolescente fue agredida nuevamente por el acusado, pero logró escapar de su casa. Al salir al exterior de la vivienda, pidió auxilio a sus vecinos y a un móvil policial que pasaba por el lugar.