El Juzgado de Instrucción Nº23 de Barcelona emitió una orden de captura internacional contra el economista argentino Martín Ezequiel Álvarez Giaccio, acusado de asesinar a su hijo de 2 años en un hotel de esa ciudad española.

La circular roja con el nombre y la foto de Alvarez Giaccio impactó en los sistemas globales de Interpol en el mediodía de este miércoles, lo que implica que, si intenta cruzar cualquier terminal aeroportuaria o transporte terrestre con su identidad, podrá ser identificado y detenido.

La principal hipótesis de los investigadores es que el economista, que hace 20 años se radicó en España, asesinó a su hijo en un ataque direccionado a su ex pareja, de quien se había separado hacía poco tiempo atrás, lo que se interpreta como un femicidio vinculado. 

No se cree que regrese a la Argentina, dado el grado de restricciones para acceder a un vuelo desde España en medio de la pandemia, aseguraron investigadores a nivel local. Sin embargo, las autoridades españolas alertaron a las argentinas tras el hecho, lo que comenzó un cruce de información entre policías de ambos países.

Los posibles cambios físicos que podría lucir el ciudadano argentino prófugo en Barcelona
Los posibles cambios físicos que podría lucir el ciudadano argentino prófugo en Barcelona

Tras la separación de la pareja, el 25 de agosto pasado, el argentino pasó a buscar a su hijo y se dirigió al hotel Concordia, cerca de la casa de su ex pareja. Una mujer, que se alojaba en el mismo hotel de Barcelona que el argentino y que su hijo, contó que los vio en la pileta y que el hombre filmaba al nene. Esa fue la última vez que los vieron juntos.

Luego, cerca de las 22, la madre del niño empezó a recibir mensajes amenazantes e intimidatorios por parte de su ex pareja. “Te dejé en el hotel lo que mereces”, fue quizás la frase que llevó a la ex esposa de Álvarez Giaccio a dirigirse de inmediato al Concordia.

Cuando la mujer arribó, pidió al recepcionista ingresar a la habitación. Al abrir la puerta de entrada, vieron una de las ventanas abiertas de par en par, por lo que sospecharon que el hombre había saltado al vacío con el menor. Sin embargo, al cabo de pocos segundos, se encontraron con el cuerpo del menor escondido debajo de la cama principal de la habitación. Las tareas de reanimación fueron en vano. El chico estaba muerto y el hombre había escapado.

De este modo, comenzó la intensa búsqueda de Álvarez Giaccio y en las últimas horas Interpol recibió su pedido de captura internacional. Las autoridades argentinas, a las que les llegó la alerta desde España, corroboraron la identidad de Álvarez Giaccio a nivel local. Encontraron que había dejado la Argentina hace más de 20 años junto con el resto de su familia, sin lazos a nivel ocal.

Entre sus registros, hallaron un domicilio fiscal registrado ante la AFIP en un departamento a pocas cuadras del Cabildo y una serie de empleos en blanco que tuvo en el país, probablemente de forma remota, entre los años 2013 y 2015. Su última salida del país data de 2014. Luego, no regresó nunca más.

Mientras tanto, los investigadores españoles continúan con la búsqueda para dar con el economista argentino. La autopsia al cuerpo del menor indicó que murió por asfixia mecánica. Así, la principal hipótesis del hecho es que Álvarez Giaccio asesinó a su propio hijo con una almohada del hotel.

Fuente: Infobae