RAWSON (ADNSUR) - El fiscal de Rawson, Fernando Rivarola, solicitó el sobreseimiento de uno de los jóvenes involucrados en un presunto caso de abuso sexual a una adolescente por parte de cuatro personas en lo que se llamó “La Manada de Chubut” que sucedió hace ocho años atrás en una vivienda particular. Argumentó que participó de un hecho secundario, no tiene un cúmulo de pruebas suficientes para acusarlo, también se refirió a los perjuicios que le acarreó la causa y que el joven ya no es aquel adolescente del 2012, informó Diario Jornada. 

El pedido del representante del Ministerio Público Fiscal fue efectuado días atrás al juez Marcelo Nieto Di Biase y con el consentimiento de la víctima, según relató el propio Rivarola en la audiencia. El pedido obedece a que las evidencias lo ubican en un papel secundario del supuesto hecho, ya que se trata de una participación en “un hecho ajeno” y en “un espacio temporal acotado”. Asimismo, estaba sindicado como la persona que cubría la puerta de ingreso de la habitaciòn-quincho donde se produjo el episodio denunciado en un lugar a oscuras y en el marco de una fiesta de adolescentes y jóvenes, donde todos los invitados dieron cuenta de un abuso generalizado en el consumo de alcohol. 

En tanto, la Fiscalía no cuenta con más elementos para establecer con precisión la participación de aquel en tal aberrante suceso. El caso se hizo público el año pasado cuando la víctima del abuso lo instaló en las redes sociales tras superar etapas de depresión y la Fiscalía capitalina abrió una causa.