SARMIENTO (ADNSUR) – Este miércoles se concretó un juicio por evasión en Río Mayo donde Franco Martín Abadie (27) fue juzgado porque el año pasado se escapó del sector de celdas de la comisaría de Río Mayo. Abadié estaba detenido en cumplimiento de una pena privativa de la libertad, con sentencia firme. Por su parte, el acusado remarcó que “yo en ningún momento salí de la comisaría. Si se me daba mucha confianza, barría afuera de la comisaría y salía a comprar". Tras las declaraciones, la Fiscalía solicitó que se le imponga la pena de seis meses de prisión, por lo que el juez Roberto Casal convocó a las parteas para el viernes 11, a una audiencia de lectura de la sentencia.

En la sala de audiencias de la oficina judicial se desarrolló un juicio oral y público contra Franco Abadié, acusado por la Fiscalía, por el delito de evasión. El acto judicial fue presidido por el juez Roberto Casal. El Ministerio Público Fiscal, estuvo representado por la Fiscal Laura Castgano. El acusado, conto con  la defensa del abogado de la Defensa Pública, Miguel Moyano.

Castagno relató que el hecho ocurrió el 3 de marzo del 2015, entre las 19:00 y las 20:15 horas, en el sector de celdas de la dependencia policial, ubicada en calle 25 de Mayo y Sarmiento, de la localidad de Río Mayo, informó el Ministerio Público Fiscal.

En ese lugar se encontraba alojado Franco Martín Abadié, quien estaba cumpliendo condena de prisión por sentencia protocolizada  de la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia.

Según los investigadores, el acusado rompió un candado e ingresó en una celda clausurada. Ese sector presentaba un boquete en una de  las paredes y por allí, accedió a una sala contigua, que se utiliza como sala de visitas.

Luego, el recluso se dirigió a un pasillo y saltó una puerta reja de tres metros de altura. Desde allí  accedió por una puerta al patio interno de la comisaría, y se evadió de la dependencia policial.

Finalmente, el prófugo fue  recapturado por personal policial, en la intersección de la calle Rafael de La Fuente y Pasaje Falucho.

En este marco, Castagno, explicó que la conducta que se atribuye al imputado, es constitutiva del delito de evasión  en calidad de  autor (artículos 280  y 45, del C.P.). Mientras que Moyano sostuvo que la Fiscalía no lograría vencer el estado de inocencia constitucional de su asistido, en función de que no son conducentes los elementos presentados por la parte acusadora.

Por tal motivo, el defensor del imputado manifestó que el único desenlace posible por estas actuaciones, era que el tribunal llegara a la conclusión de un procesamiento absolutorio.

En el desarrollo de las audiencias de debate, se escucharon siete testimonios y se presentaron nueve medios de prueba documentales.

ALEGATOS

En la etapa de discusión final, Castagno,  afirmó que mediante los testimonios y evidencias documentales rendidos durante el debate, fue debidamente acreditada la materialidad y  autoría responsable del acusado, en el delito investigado por la Fiscalía.

Por su parte, el abogado defensor ratificó en toda su extensión la teoría inicial del caso. En su análisis sostuvo  que de ninguna manera la plataforma fáctica,  había logrado desvirtuar el estado de inocencia de Abadie.

En  este marco, peticiono la nulidad del secuestro de un candado y dejar formulado el planteo de reserva del caso federal.

Por último, Moyano, argumentó que por la falta de acreditación, con ausencia absoluta de prueba respecto de los elementos objetivos y subjetivos, correspondía al tribunal dictar pronunciamiento de carácter absolutorio.

El acusado manifestó que "no entiendo porque a mí se me configuro este delito que nunca existió. Yo estaba armando un habeas corpus para irme de esa comisaria y eso puede haber hecho enojar a las personas, para inculparme de esto".

Y agregó que "en todo el proceso manifesté  que yo en ningún momento salí de la comisaria. Si se me daba mucha confianza, barría afuera de la comisaria y salía a comprar".

Por último, Casal declaró cerrado el debate y se retiró a deliberar. En este marco, convocó a  las partes para el próximo viernes a una audiencia de lectura de la sentencia.