TRELEW (ADNSUR)- La Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia resolvió el reenvío de una causa por violación a la cámara penal de Trelew, que involucra a un pastor evangélico denunciado por violación. Se pretende que con otra integración se  lleve a cabo una nueva revisión de la sentencia condenatoria, luego de que la Cámara resolviera la absolución del pastor evangélico José Genaro Catalán.

El 28 de agosto de 2012 el tribunal condenó al acusado a una pena de ocho años de prisión por el delito de abuso sexual a una menor pero el 4 de diciembre del mismo año, la Cámara en lo Penal de Trelew revocó la sentencia y dispuso absolver a Catalán, dejándolo en libertad de forma inmediata.

Luego, el 21 de octubre de 2014, el Superior Tribunal confirmó la sentencia emitida por la Cámara Penal, tras lo cual el Procurador Jorge Miquelarena decidió interponer un recurso de queja ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que fue presentado el 6 de febrero de 2015.

Así, el 27 de febrero de 2018 los miembros de la Corte Suprema hicieron lugar a la queja y dejaron sin efecto el pronunciamiento apelado y ordenando que vuelva todo lo actuado al tribunal de origen a fin que, por medio de quien corresponda se proceda a dictar una nueva resolución.

Además, el 25 de abril de 2018 se conformó la Sala en lo Penal, quienes desde el 2 de mayo de aquel año cursaron reiteradas citaciones a José Genaro Catalán que jamás respondió. Finalmente, el acusado fue detectado y detenido en Zapala, provincia de Neuquén y trasladado a Trelew en noviembre de 2018.

Luego de las deliberaciones, el 4 de julio la Sala Penal del Superior Tribunal consideró que en su anterior intervención la sala se limitó a rememorar de modo acrítico los aspectos centrales de la sentencia de impugnación ordinaria. Finalmente decidieron reenviar la causa a la Cámara para una nueva revisión ordinaria de la sentencia.

Calificación y sentencia

José Genaro Catalán fue encontrado autor y penalmente responsable del delito de abuso sexual doblemente agravado por haber sido cometido en perjuicio de una menor de 13 años, con acceso carnal y aprovechándose de la situación de convivencia preexistente.

Los magistrados se expidieron de esta manera luego del juicio oral y público donde se juzgó la conducta de esta persona que oficiaba de pastor evangélico, y sometió a una menor en Trelew, en el transcurso del mes de septiembre de 2010.