Zúñiga sostuvo que “la crisis petrolera afecta a diferentes sectores. Esto, más el índice de desocupación hace que los hechos puedan aumentar, pero también es importante la falta de recurso humano en la policía”.

De hecho, remarcó que “seguimos contando con casi lo mismo o un poco menos de personal policial que hace 5 o 6 años atrás, porque se hizo un cotejo de la cantidad de personal que está trabajando en cada comisaría”.

De esa forma, una de las consecuencias se da porque “hay barrios superpoblados que cuentan con un solo patrullero o en algunos casos solo dos. Hoy por hoy hay que sacarse el sombrero con el personal que trabaja en las comisarías porque hay un déficit importante en recursos humanos y movilidad”.

A modo de ejemplo, planteó el caso de “Mosconi que abarca una jurisdicción que llega a 50 kilómetros antes de Garayalde y aparte los barrios los cubre con Palazzo, pero los kilómetros 17, 14 o Ciudadela nos piden una dependencia policial y eso implica personal. Pero hoy por hoy construir una dependencia termina en que tienen que sacar personal de otra dependencia para cubrir ese espacio”.

Por otra parte, consideró necesario fortalecer el Comando Radioeléctrico porque “se sacó personal de allí que pasó a las comisarías.  Se buscó abarcar y prestar refuerzo en las distintas dependencias. En caso de emergencia ellos acudían con prontitud hasta que llegaba el personal policial. Si se lograra reforzar esa dependencia íbamos a poder abarcar todos los lugares que están en déficit como zona norte que trabaja con la comisaría de Km 8 y Mosconi que tiene la subcomisaría de Palazzo y Km 5”, detalló Zúñiga.

Sobre la demanda planteada, indicó que “se planteó la situación al jefe policial porque desde la municipalidad se está dando un paliativo para la reparación de algunos móviles y combustible porque necesitan el respaldo del gobierno provincial y municipal para que puedan tener los móviles en condiciones para patrullar las 24 horas del día”.