SALTA (ADNSUR) - Piden llevar a juicio a un cura acusado del abuso sexual de dos jóvenes. El fiscal penal 2 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Rodrigo González Miralpeix, requirió la elevación a juicio de la causa que tiene como imputado a Chauque Perales, de 34 años.

El 27 de octubre de 2020, el sacerdote fue imputado por los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante, agravado por ser ministro del culto católico, en perjuicio de un joven que concurría a una vicaría en Villa Los Sauces. Asimismo, fue imputado por abuso sexual gravemente en perjuicio de otro joven que concurría a la parroquia Nuestra Señora del Tránsito, de la zona norte de la ciudad de Salta.

La primera denuncia fue radicada en septiembre de 2019, por un joven de 18 años, quien relató que conoció al sacerdote cuando tenía 13, en la Vicaría Cristo Rey, de Villa Los Sauces. La víctima sostuvo que el acusado se ganó su confianza y la de su familia, y que en 2014 comenzó a someterlo a tocamientos que se repitieron en el tiempo, hasta que fue destinado a otra parroquia. Y explicó que luego intentó contactarlo telefónicamente y por redes sociales.

Otro joven, de 21 años, denunció al religioso en noviembre de 2019, y aseguró que lo conoció en 2016, cuando fue destinado a la parroquia Nuestra Señora del Tránsito. En la denuncia, reveló que, tras entablar un vínculo de confianza con él, comenzó a someterlo a tocamientos y a un trato inadecuado, al tiempo que denunció que en 2017, luego de una conversación incómoda, Chauque Perales lo sometió sexualmente.

Al conocer la acusación en su contra, el sacerdote se abstuvo de declarar, y el fiscal requirió al Juzgado de Garantías interviniente la prisión preventiva del sacerdote, indicó Télam.