RÍO GALLEGOS - Ambos casos ocurrieron durante el fin de semana en distintos puntos de Río Gallegos. En el caso de la nena, de 9 años, el perro la atacó por detrás y le mordió la cabeza. Mientras tanto, el hombre, de 76 años, fue atacado por una perra cruza de Pitbull que estaba con sus cachorros y por la mordedura debieron reconstruirle el mentón.

El primero de los casos se registró en calle Marino Ayuso al 1400 del barrio Los Lolos de Río Gallegos, a un hombre de 76 años que se encontraba vendiendo mercadería con su carro. Después del mediodía, el hombre de avanzada edad recorría la Marino Ayuso cuando, desde el patio de una vivienda llegó una perra cruza con Pitbull que estaba con sus cachorros, y lo atacó directamente al mentón en momentos en los que el recogía un piedra para asustar a los canes.

Fuentes policiales indicaron que los vecinos debieron intervenir para separar a los perros de la víctima y fue llevado a una vivienda lindante para intentar darle una primera asistencia hasta que llegara la ambulancia del Hospital Regional. Rápidamente el hombre fue trasladado al centro asistencial, donde fue sometido a la reconstrucción de su mentón y se le realizaron un total de siete puntos de sutura.

Ya en la tarde del sábado, el hombre se presentó en la Seccional Tercera para hacer la exposición policial y, tras ser revisado por el médico policial, pese a la operación, se le certificaron lesiones leves. Se dio intervención al Juzgado de Instrucción Nº 1 quien dispuso que la propietaria de los canes fije domicilio y la perra que habría sido la atacante, fuera trasladada a la órbita de Bienestar Animal.

Además, se trasladó a dicho lugar a los cuatro cachorros que tiene la perra, ya que se encuentran en periodo de lactancia. Personal de Criminalística y el Bioquímico policial de turno realizaron las diligencias en el lugar ya que se encontraron manchas rojizas que pertenecerían a la víctima.

SEGUNDO CASO

Otro caso similar tuvo lugar en horas de la tarde del domingo en la manzana 401 del barrio Virgen del Valle de Río Gallegos. Se trata de una nena de 9 años que había ido con su familia a visitar a una ex vecina, a su nueva vivienda, cuando se encontraba jugando en las inmediaciones y fue atacada por un perro.

La menor fue atacada en la zona izquierda de su cabeza afectando principalmente su oreja. Su padre la trasladó al Hospital Regional, donde fue atendida por el personal médico. La niña, de nombre Naiara, debió recibir cinco puntos de sutura en la cabeza pero la Policía, al igual que en el primer caso, también certificó que eran lesiones “leves”.

Aunque la agresión ocurrió el día domingo, recién el lunes, Walter Sandoval, el padre de la nena se acercó a la Seccional Sexta para realizar la denuncia por lesiones leves a su hija. Junto al padre, los agentes policiales llegaron al lugar donde había ocurrido el suceso y pudieron identificar al perro agresor aunque, lamentablemente, quien sería el dueño del can dijo que ese perro no era su mascota sino que “cuando él se mudó ahí, el perro ya estaba”.

Walter comentó a LU12 Radio Río Gallegos que “Nai (su hija) hoy se encuentra mucho mejor, pero todavía está asustada”, pero se mostró ofuscado por la actitud de quien sería el dueño del perro, “siempre pasa cuando los perros atacan”, comentó.

Después de lo que le pasó a mi hija me enteré que hay varios casos parecidos, el tema es que los vecinos no se animan a denunciar y los dueños no se hacen cargo, la gente de Bienestar Animal debería actuar, pero nos dijeron que los perros tienen dos o tres denuncias para que ver si actúan o no”, manifestó el hombre.

Por otro lado, se expidió sobre la salud de su hija y las secuelas que puede tener y dijo: “el tema es si el perro tiene rabia o algo de eso, tenemos que esperar la reacción que tenga mi nena, estamos preocupados, es todo un tema, nadie se hace cargo de las mascotas”, remarcó Sandoval.

Para concluir, Sandoval dio su opinión sobre la audiencia pública en la que se debatirá sobre la tenencia responsable de perros y la superpoblación de los mismos en nuestra ciudad y comentó: “tendría que volver la perrera ‘vieja’ como antes, son muchos perros y nadie se hace cargo de nada, nos tocó de cerca y es un dolor que nos supera como padres. No digo que todos los perros muerdan, hay que hacerse cargo de lo que hacen ellos”, concluyó.

AUDIENCIA

Cabe recordar que estos casos se dan justo cuando este jueves en el Concejo Deliberante se realizará la Audiencia Pública para abordar la problemática de la superpoblación de perros en la ciudad capital. Perros envenenados por vecinos, posturas a favor y en contra de la eutanasia, función de los Estados y rol de las protectoras y otras Organizaciones No Gubernamentales serán temas que más de sesenta oradores inscriptos expondrán ante la preocupante situación.

Fuente: La Opinión Austral