TRELEW - En medio de la revuelta, un perro Pitbull, mordió a un efectivo policial en la pierna. Luego, otro uniformado debió retirarse del procedimiento, porque en los forcejeos terminó con una fractura en la mano. Otro individuo ya permanecía herido como consecuencia de la refriega. Tenía sangre en la cabeza, al mismo tiempo que otros vecinos evidenciaban golpes.

El comisario Cecilio Williams, jefe de la Seccional Cuarta, sostuvo que debió intervenir Policía Comunitaria, ya que el conflicto se estaría agravando. Todo habría comenzado porque uno de los vecinos “pone la música muy fuerte”, según trascendió. Los detenidos esperaban la audiencia.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!