El joven víctima de un salvaje ataque por parte de un grupo de periodistas hizo un descargo público a través de su cuenta de Instagram, relatando el minuto a minuto de una madrugada que se convirtió en una pesadilla.

Según contó David Daniel Eloy Janowski en su posteo, el hecho ocurrió el viernes 10 en el boliche Mandarine Park, cerca de las 4 de la madrigada.

“En ese momento comienzo a sentir que me estaba quedando sin aire, por la acumulación de gente que había, a lo que le aviso a Lucas y a Yamil, dos amigos que se encontraban conmigo, para que me acompañen hasta el sector de los baños que se encontraba en la parte de atrás de la zona VIP del lugar”, relató.

A través de las redes sociales, el damnificado detalló el horror, lo ataron de pies y manos, le robaron el celular y  sus fotos reflejan la gravedad de los golpes que recibió en su rostro mientras estaba indefenso en el piso.

Del Instagram de esjanoc

Uno de sus amigos le compró agua y se quedaron acompañándolo unos 40 minutos hasta que se recompuso. Fue ahí cuando David le dijo a su amigo Yamil que antes iba a ir al baño para luego unirse con el resto del grupo.

“Al salir del baño comienza a convertirse en la peor noche de mi vida”, anticipó el joven en la dramática publicación.

Y recordó que, “cuando Yamil se fue, salí del baño y una persona de seguridad del evento me dijo que me tenía que ir. A esto me rehúso y le pregunto el por qué. Automáticamente se acercan cuatro personas masculinas más de seguridad y estos ANIMALES comenzaron a prepotearme y empujar”.

“Con el cinto que tenía puesto me ataron los pies y con precintos me ataron ambas manos, estas ‘personas’, sin poder defenderme, me empezaron a golpear en el piso hasta dejarme casi inconsciente”, relató.

“Después de esa locura, la ambulancia del lugar me sacó por la parte de atrás y el único auxilio que me dieron fue un vaso con agua y me tomaron la presión. Me dijeron que estaba bien y que me podía ir”, denunció sobre la poca a atención que recibió en el lugar.

Sus amigos encontraron a David tirado sobre el capot del auto en el que habían ido. Cuando se dirigieron a la puerta del lugar del evento para recibir una explicación de lo que había ocurrido, “ninguno se hacía cargo y se nos reían en la cara”.

Según informó Minuto Uno, el joven pudo identificar a cuatro de sus agresores.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!