RÍO GALLEGOS (ADNSUR) - Una mujer y sus tres hijas pisaron las frías aguas congeladas de la laguna Ortíz, en Río Gallegos, cerca del mediodía de este miércoles. Pese a que se desconoce el grosor de la capa de hielo, los vecinos rompen las reglas y se arriesgan por un poco de diversión. 

Pese a que existe una ordenanza municipal que establece que es el municipio quien debe autorizar la actividad luego de realizar un estudio, otro adulto, junto a tres menores y un perro, imitaron la actitud de la familia y se deslizaron sobre la congelada superficie, según informó La Opinión Austral. 

Patinaban en una laguna congelada y los tuvo que sacar la Policía

Minutos más tarde, mientras jugaban sobre el hielo de dudoso grosor, al lugar llegó la policía y dos agentes disuadieron a los vecinos para que se retiraran del sector por su seguridad.

La inconsciencia colectiva es preocupante. En una ocasión, pese a que el municipio no había autorizado la actividad, decenas de vecinos llegaron a organizar un campeonato de trineos aprovechando las bajas temperaturas que presentaban un escenario supuestamente ideal.

Patinaban en una laguna congelada y los tuvo que sacar la Policía

Desde hace tiempo, los especialistas recuerdan que la situación climática no es la misma que la de décadas atrás, cuando el frío extremo garantizaba la conformación de una estructura de hielo lo suficientemente segura como para practicar patinaje o cualquier otra actividad, por lo que podría ocurrir un grave accidente. 

Patinaban en una laguna congelada y los tuvo que sacar la Policía