VILLA GESELL - El abogado Fernando Burlando, que representa a la familia de Fernando Báez Sosa, se refirió a la situación de los diez jóvenes que están detenidos por el brutal crimen en Villa Gesell y les respondió a los padres de los acusados, luego de que alegaran que no son asesinos.

"El resultado indica que sí son asesinos, pero no comunes. Son cobardes, cagones, gente que realmente merece morir en la cárcel con cadena perpetua", dijo al programa Terapia de Noticias, emitido por LN+. Y prosiguió: "Fijensé lo que genera todo esto, porque seguramente muchos de los padres que hoy van a visitar a estos tipos a la cárcel van a perder la vida antes de verlos en libertad".

Sobre las palabras que tuvo el padre de Máximo Thomsen al salir de la Unidad Penal 6 de Dolores donde están detenidos, Burlando sostuvo que, a veces, "quieren buscar consuelo cuando alguien querido comete la peor de las barbaridades".

"Eso también puede ser parte o motivo de cómo está esta gente: la falta de educación, de aceptación, el hecho de 'no darse cuenta' de lo que hicieron. Y sí hacerlo recién cuando están en una unidad carcelaria", señaló.

Para finalizar, explicó que, según las pericias, todos eran conscientes y sabían lo que hacían: "No toman consciencia de lo que hicieron por la gravedad del asesinato que cometieron, sino que se dan cuenta porque están en cana".