El caso de presunta estafa le ocurrió a Ludmila, una vecina de Río Gallegos, quien denunció haber sido damnificada luego de comprar un auto 0 Kilómetro de Citroen.

La vecina de la provincia santacruceña relató en diálogo con la radio Nuevo Día que se compró un auto de Citroen  y venía pagando cuotas de hace dos años y hasta que un día, al visitar la concesionaria por otro reclamo, descubrió que una empleada le robaba las cuotas y faltaban muchos registros de sus recibos y pedidos de repuestos del vehículo.

“Yo me di cuenta de casualidad, porque fui a reclamar unos repuestos que me debían porque en febrero del año pasado me chocaron. Fui a la agencia porque no sabía cómo era el trámite. Como el auto todavía lo estaba pagando fui a consultar a la empleada a ver cómo tenía que proceder”, relató y señaló a la acusada con el nombre de S. V.

Cuando Ludmila se acercó al lugar, le informaron que tenía un seguro contra todo riesgo y que la aseguradora se hacía cargo de todos los gastos si la agencia de Citroen le traía los repuestos. "Recién en julio de 2021 me hacen un depósito de dinero supuestamente de la aseguradora, nunca me llegaron los repuestos por lo que los estuve reclamando”, prosiguió la mujer damnificada.

“En septiembre, la empleada me empieza a decir que no haga lío porque tenía el nene enfermo, después que no había nadie que atendiera y cosas así. En octubre, cuando compran de nuevo la concesionaria de la ruta, me dijo que querían echar a toda la gente de post venta y como el taller estaba judicializado no podían sacar los repuestos”, recordó sobre las evasivas que le dieron para solucionar su problema.

Foto Ilustrativa
Foto Ilustrativa

¿Cómo descubrió el robo?

Ludmila se fue de vacaciones y la empleada continuaba escribiendole como si todavía trabajara en la concesionaria. "Cuando volví en febrero, me enteré que la habían despedido en noviembre por robar cuotas de otros planes”, señaló sobre su sorpresa al enterarse que le robaban.

“Cuando empezaron a buscar en las computadoras, no había nada mío, ni mails, ni reclamos de repuestos, ni pedidos del seguro y me dicen que debía cuotas. Yo no entendía nada porque supuestamente había terminado de pagar el auto en marzo de 2021”, manifestó.  

Respecto a la prenda que le dieron del auto, luego de supuestamente haber terminado de pagar dijo que era una falsificación al igual que los recibos que le daba la empleada y agregó que si no hubiese consultado, se iba a descubrir cuando fueran a embargarle el auto o lo quisiera vender.

Explicó que la denuncia es contra la ex empleada, un grupo reconocido de concesionarias y  el Círculo de Inversores. "La denuncia es contra todos ellos, porque nadie me avisó que mis cuotas no estaban siendo cobradas”, dijo e indicó que conserva las pruebas de mails, mensajes de whatsapp y falsos papeles. 

La mujer señaló que nadie le informa sobre los números de la deuda y que no tienen intenciones de hacerse cargo de la situación. Por otra parte, comentó que al no tener oficializado el auto, estuvo en peligro al no tener seguro.  Además contó que hubo más damnificados (aparentemente serían 14 en toda la provincia) por la misma situación de robos de cuotas.  Sobre su situación están trabajando abogados ante la falta de respuestas por parte del grupo.

"Todos los laburantes sabemos cuánto sale comprar un auto y lo que están las cuotas. Enterarte que te robaron dos años de la cuota de tu auto es una locura", manifestó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!