UCRANIA - Un hombre de 42 años y su hijo de 21 asesinaron a otro hombre tras mantener una fuerte discusión y, no conformes con esto, lo decapitaron, cocinaron sus restos e invitaron a una persona sin techo a comerlo. El brutal hecho ocurrió en Ucrania y ambos fueron sentenciados a 15 años de prisión.

Según informó el diario The Sun, todo comenzó cuando Maxim y Yaroslav Kostyukov estaban en su casa con Yevgeny Petrov, un ex policía de 45 años y, en un momento, comenzaron a discutir en duros términos sobre la guerra civil que se está llevando a cabo al este del país, en la frontera de Ucrania y Rusia.

La discusión siguió escalando y en un momento el hijo agarró a Petrov por la espalda, mientras Maxim tomó un cuchillo y lo apuñaló en el pecho. Su locura era tal que, una vez cometido el asesinato, decapitaron el cuerpo, cortaron algunas partes del cadáver y las metieron dentro de una olla, donde la cocinaron.

Más tarde, invitaron a almorzar a Yura, un hombre sin hogar que, al no saber lo que ocurrió, aceptó muy complacido. “Se comió todo el plato”, declararon en el juicio.

Una vez finalizado el “banquete” Yura se retiró del lugar y los asesinos escondieron el cadáver en la puerta del sótano de un monoblock. Apenas se encontró el cuerpo, los investigadores descubrieron que habían sido ellos y se los detuvo.

Como en Ucrania no existe el delito de “canibalismo”, ambos fueron sentenciados a 15 años de prisión.