COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Una vecina del barrio Saavedra fue sorprendida en su buena fe y estafada por delincuentes que se hicieron pasar por familiares y la engañaron para que les entregue el dinero que guardaba en su casa. Este martes había ocurrido otro hecho similar, también en la zona de Km.3, donde otra abuela fue estafada y le robaron 1 millón de pesos y 6.500 dólares.

Según la denuncia que recibió la Comisaría Mosconi, una mujer llamó por teléfono a la casa de una abuela de 82 años sobre las 11 hs. de este miércoles y -haciéndose pasar por su nieta- consiguió convencerla de que le entregue la suma de dinero que tenía en su casa a un desconocido. 

La víctima relata que su falsa nieta le contó que estaba en el banco y que allí le habían informado que ciertos billetes iban a perder vigencia de acuerdo a su numeración, por lo que debía llevarlos a la entidad bancaria para que se los reemplacen.

En ese punto de la charla telefónica, la estafadora la convence de que le entregue la plata a un amigo que podía acercársela al banco, porque si iba ella misma a retirarla perdería el turno.

Más tarde, un hombre se apersona en el domicilio identificándose con el nombre que la mujer había dado por teléfono, y la anciana le entrega 27.500 pesos y 700 dólares.

Posteriormente, la víctima se comunica con su nieta y sale a la luz que había sido víctima de una estafa. El caso está siendo investigado por la Justicia.

Las autoridades advierten que este tipo de estafas son mucho más habituales de lo que parecen, y todas tienen como factor común que el interlocutor -hábil para el engaño- obtiene algunos datos personales de sus víctimas y no interrumpen la comunicación para no dar tiempo a que éstas puedan llamar a sus familiares reales y constatar su identidad. 

Si bien las variaciones de estos "cuentos del tío" son múltiples -pueden ser llamados de presuntos familiares, agentes de AFIP, de Bancos, enviados por algún amigo, representantes de concursos o promociones, entre muchos otros- en general se advierte que no se deben brindar datos personales, bancarios, dirección, teléfonos, ni ir hasta cajeros automáticos a buscar claves, y que ante cualquier duda se interrumpa la comunicación y se contacte al familiar en cuestión o a la comisaría.

Desde la Policía de la provincia lanzaron una campaña re prevención de delitos de estafa y recomendaron a la población: 

- Desconfiar de los llamados telefónicos en donde personas dicen ser empleados de entidades gubernamentales

- Sospechar de comunicaciones telefónicas cuando dicen ser un familiar (nieto, sobrino, etc.) que ha tenido un accidente o bien cuando solicitan dinero. 

- Cortar las comunicaciones telefónicas cuando solicitan que se acerque al cajero. "No acceder bajo ningún concepto a tal requerimiento", pidieron específicamente desde la fuerza para evitar estafas y recomendaron ante cualquier situación irregular llamar inmediatamente al Centro de Monitoreo (101) o a la comisaría más cercana. 

Otra vez el cuento del tío: engañaron a una abuela y le robaron más de 90 mil pesos en Comodoro