Tras  el revuelo que generó en la comunidad de Puerto Madryn la noticia de la detención de un policía que participaba como informante de una banda de drogas, autoridades de la cartera de Seguridad provincial salieron a ratificar que habrá una sanción firme para el efectivo.

Por la mañana del miércoles, el ministro de Seguridad de Chubut, Miguel Castro, sostuvo en declariones a Radio 3 que el detenido "es un policía que presta funciones en el área comando" actualmente en la ciudad portuaria. 

El ministro reveló que ahora el agente "está en disponibilidad e irá a un proceso interno de sumario para la aplicación de una sanción que puede ser la destitución".

El agente fue detenido el martes durante un allanamiento. Foto: Policía del Chubut.
El agente fue detenido el martes durante un allanamiento. Foto: Policía del Chubut.

En la misma línea, consultado por ADNSUR, el jefe de Policía provincial, César Brandt, aseguró que la pena que le cabría al detenido será la expulsión de la Unidad Regional de Puerto Madryn donde se desempeña hoy, debido a que efectivamente "tenía una participación preponderante y muy activa dentro de la banda desbaratada".

Según trascendió de fuentes allegadas a las fuerzas, el agente tiene vínculos estrechos con funcionarios de la política local. 

EL CASO

La Division Drogas Puerto Madryn detuvo este martes al policía debido a que descubrió que pasaba información policial a una banda dedicada a la venta ilegal de drogas. Los traficantes eran abastecidos en grandes cantidades de estupefacientes por dos sujetos oriundos de la ciudad de Bahía Blanca, los cuales se dedicaban al transporte de chatarra.

Según revelaron fuentes oficiales, fue en el marco de esta investigación, iniciada hace unos siete meses, que descubrieron que el efectivo policial cumplía un rol preponderante de brindar datos a la banda sobre operativos realizados por personal policial antinarcóticos. En esta línea, las autoridades detectaron que el agente se encontraba directamente vinculado con uno de los investigado

En consecuencia, las tareas investigativas se dificultaron "de sobremanera", según consta en el parte oficial, debido a que el empleado brindaba todo tipo de referencias sensibles a uno de los principales sospechosos. A su vez, la Policía también detectó otras irregularidades que no eran compatibles con la función policial.

El martes, se realizaron siete allanamientos donde se detuvieron a seis personas, todos hombres mayores de edad, entre los que se encontraba el policía.

Además, se procedió al secuestro de tres vehículos; celulares; balanzas de precisión; armas de fuego; 2,5 kg de Cannabis Sativa (marihuana); 17,9 gramos de cocaína; y once microdosis troqueladas de LSD. Los detenidos fueron trasladados Instituto Penitenciario Provincial.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!