El fiscal Juan García Elorrio pidió la pena de 4 años y ocho meses para el ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray, y de 4 años y cuatro meses de prisión, de cumplimiento efectivo, para los empresarios Cristóbal López y Fabián De Sousa. Los acusó de "defraudación en perjuicio de la administración pública" por intentar favorecer a las empresas del Grupo Indalo.

En ese contexto pidió que Echegaray sea condenado además a la inhibición perpetua para ejercer cargos públicos y al decomiso de bienes de López y De Sousa.

Según informó la agencia Noticias Argentinas, el fiscal dijo que la deuda estimada fue de 5.900 millones de pesos.

Los empresarios argumentaron que esa deuda estaba documentada y los planes de pago se estaban cumpliendo en tiempo y forma hasta que, con el cambio de autoridades de la AFIP, fueron dejados de lado para impulsar una causa penal en su contra.

El fiscal replicó que Oil Combustibles era la empresa recaudadora del Grupo Indalo para financiar nuevas inversiones a través de la evasión del impuesto a los combustibles, "que no se pagaba en tiempo y forma".

Al pronunciar su alegato acusador en el tramo final del juicio, García Elorrio consideró que la evasión del impuesto generaba una deuda que Oil incluía en planes de facilidades de pago, con la anuencia de Echegaray en la AFIP.

El fiscal explicó que la deuda se incrementó exponencialmente entre 2011 y 2016, pasando de poco más de 150 millones de pesos a casi seis mil.

El juicio se lleva a cabo ante el Tribunal Oral Federal número tres, integrado por los jueces Fernando Machado Pelloni, Andrés Basso y Javier Feliciano Ríos.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!