MENDOZA - Unas 100 personas ocuparon el playón que la bodega Espiño comparte con Arizu y los terrenos linderos en el establecimiento ubicado en la localidad de Mayor Drummond, en Luján de Cuyo, Mendoza. 

Un grupo de unas 20 personas ingresó al predio y comenzó  a delimitar los lotes con palos en la tarde del miércoles, mientras que, del lado de afuera, otras 100 personas, entre adultos y niños, esperaban para que les repartieran los lotes.

Según informó Infobae este lunes, la toma causó conmoción en la zona porque es la primera vez que un grupo intenta ocupar terrenos de propiedad privada en los que hay actividad.

La ocupación ocurrió sobre las 19:30, cuando no había personal trabajando en la bodega y un llamado anónimo al 911 de alertó a la policía que arribó al lugar a los pocos minutos.

Efectivos de Infantería y negociadores al mando del fiscal Fernando Giunta llegaron al lugar para poner fin a la usurpación.

El representante del Ministerio Público advirtió a los ocupantes que estaban cometiendo un delito y se ofreció a interceder ante las autoridades municipales.

Tras vivirse algunos momentos de tensión, el fiscal Giunta ordenó cerrar la bodega para evitar que ingresaran nuevos ocupantes e intimó al grupo que había tomado el predio que lo abandonara en forma inmediata.

Luego de una hora de negociaciones, los usurpadores fueron desalojando el playón y los terrenos de la bodega pero exigieron que los reciban en la municipalidad, lo que finalmente ocurrió. 

El gobierno de Mendoza creó un grupo multidisciplinario de intervención temprana integrado por fiscales, negociadores, el ETI (Equipos Técnicos Interdisciplinarios) funcionarios de las carteras de Seguridad y de Justicia y jefes policiales que se activa cada vez que hay un aviso alertando sobre una toma de tierras.

En lo que va del año se produjeron varios intentos de usurpación de terrenos pero ésta es la primera vez que ocupan una propiedad privada ubicada en el corazón de la producción vitivinícola de Mendoza.

El sábado 17 unas 30 personas ocuparon terrenos en la zona de Agrelo pero fueron desalojados.

El grupo especial “antitomas” de Mendoza se creó luego de una ocupación de tierras en El Bermejo, en Guaymallén, donde durante varias horas los usurpadores agredieron a la policía hasta que finalmente desalojaron el lugar.

"La idea es intervenir de forma rápida, actuar inmediatamente para que la situación no sea más compleja. La gente plantea que tiene problemas habitacionales y, una vez que se desactiva la toma, se les da intervención a las municipalidades", dijo el fiscal Darío Tagua, jefe de la fiscalía correccional y coordinador de este grupo. 

Fuente: Infobae