COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  Una denuncia por abuso de armas se radicó en la noche del miércoles en la Comisaría Quinta de Comodoro Rivadavia. Una familia fue sorprendida con disparos en su casa, ubicada en el barrio Abel Amaya. Afortunadamente no hubo que lamentar heridos y no hay detenidos.

ADNSUR pudo confirmar que el violento hecho hecho se registró a las 23:50 horas en una vivienda del barrio Abel Amaya. Una mujer de 34 años alertó sobre una ataque contra su casa. Al llegar los efectivos, la damnificada relató que se encontraba junto a su pareja y a sus dos nenas,  cuando  fueron sorprendidos por el fuerte ruido de detonaciones de disparos de arma de fuego, por lo que rápidamente se arrojaron al suelo para resguardarse.

Cuando los disparos se detuvieron, escucharon cómo un vehículo aceleró a gran velocidad escapando por las calles de la zona.  La dueña de la casa alcanzó a identificar un auto color oscuro con vidrios polarizados pero no dio detalles de la marca o modelo.  En la casa se constataron impactos de bala sobre la ventana de uno de los dormitorios en planta alta,  sobre la pared y  puerta de ingreso de la misma habitación. Además, advirtió la presencia de un proyectil de bala ubicado sobre una cama.

Ante la consulta de la policía, los vecinos señalaron haber observado un vehículo azul oscuro, con vidrios polarizados que transitó varias veces por el lugar y en su último recorrido, uno de sus ocupantes realizó disparos al aire con un arma de fuego y luego hacia la casa de la damnificada, reconociendo dicho auto como propiedad de unos hermanos conocidos en la zona. 

En el lugar habría una cámara de seguridad, que podría haber registrado el ataque.