ESQUEL - Fuera de sí y enardecida una mujer de 35 años de edad arremetió a pedradas contra los vidrios de un reconocido pub que funciona en calle Rivadavia entre Belgrano y Roca, de Esquel. El derecho de admisión que rige para el local y la imposibilidad de hacer ingresar a su hijo menor de 17 años despertó su furia. El entredicho no terminó en la rotura de los cristales, sino que un empleado que intentaba mediar en la contienda perdió una pieza dentaria tras recibir un piedrazo en la boca. Fuente: Radio3

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!